Las principales flores comestibles

Las principales flores comestibles

  • Jueves, 6 Febrero, 2020 - 08:00
  • Vicky Fernández Rosales - Lic. Biología
  • Reportaje
  • Comentarios

Al utilizar las flores comestibles en la cocina, se puede aportar a los platos alegría, color y fragancia, consiguiendo un especial toque de distinción; aunque la importancia de comer pétalos de flores no sólo radica en la estética de los platos, sino en que son una importante fuente muy rica en vitaminas A, B, C, D, E, K, B12, etc.. Y también contienen aceites especiales beneficiosos para el organismo.

Para escoger las flores comestibles ideales, debes asegurarte que han sido tratadas de manera ecológica sin ningún producto químico. Es decir, una de las mejores maneras de asegurarnos de la calidad suficiente es cultivarlas nosotros mismos, pero también existen muchos sitios dónde se pueden comprar de forma segura.

El sabor de las flores comestibles da un gusto extra potenciando el sabor de nuestras elaboraciones. Eso sí, las flores no deben enmascarar el sabor principal del plato, solo potenciarlo. ¿Quién no recuerda las codornices con pétalos de rosa que desatan las pasiones en los protagonistas de la novela (y película) Como agua para chocolate, de Laura Esquivel?

Existen muchas flores comestibles utilizándose actualmente, pero solo citaré algunas de ellas, porque me resultan muy apetecibles e interesantes en la elaboración de algunas recetas:

Albahaca (Ocimum basilicum)

Se utiliza en los mismos casos que la planta. Todas las recetas que lleven albahaca admiten también la flor, de ese modo ganan belleza cromática. La flor es de pequeño tamaño (como la del romero) con color morado.

Begonia (Begonia tuberhybrida)

Más discretas, tienen un claro sabor a limón, muy ácido. Por eso se aconsejan en ensaladas, para reforzar el sabor del vinagre. Van bien en muchos otros platos, incluidos los postres se puede consumir en macedonia o confitada. Su textura es crujiente y jugosa, las hay blancas, rosas y rojas.

Lavanda (Lavándula angustifolia)

La lavanda es la flor ideal para diversos usos culinarios. Con un sabor peculiar, puedes añadirla a platos que tengan ciertos tonos de cítricos, Dulce, floral, con toque picante. Añádelas al conejo, al pollo y en arroces. También se puede usar para elaborar dulces, helados, sorbetes, gelatinas, mermeladas, etc.

Violetas (Viola odorata)

Además de la belleza visual de estas flores, tienen un sabor agradable y suave. Asimismo, se pueden elaborar de muchas formas: frescas, secas, cristalizadas, confitadas, etc. Puedes encontrar Violetas en toda clase de colores y tienen un sabor suave. Son ideales para alegrar tu plato sin ser muy fuertes de sabor. Las violetas pueden utilizarse como adorno en una ensalada y también pueden servirse con un baño de azúcar como decoración sutil en pasteles y tartas. ¡Puedes Disfrutar de un romántico desayuno con el color extra de las violetas!

Caléndula (Caléndula officinalis)

Esta flor es ideal para acompañar platos, ya que tiene mucho sabor y su color dorado aporta un elemento lujoso y vistoso a cualquier platillo. Los pétalos de la caléndula son ideales para platos de pescados, carnes o ensaladas. Su uso medicinal es  también muy conocido.

Claveles (Dianthus caryophyllus)

No tienen demasiado sabor, pero sí mucho aroma y un intenso color. Los pétalos de esta flor aportan un sabor dulce y altamente perfumado a cualquier elaboración culinaria. Los más empleados son los de tamaño mini, que combinan muy bien con alimentos muy variados. Van perfectos en una macedonia de frutas y en platos con quesos suaves.

Rosas (Rosa spp)

Son las primeras flores que he tomado en la cocina, en unos dulces libaneses… ¡Divinos! Se puede consumir en forma de mermelada artesanal, hecha con los pétalos, un producto gourmet, muy delicado, perfecto por ejemplo para tomar con quesos. Los pétalos de rosas van bien en helados, zumos, salsas, mantequillas o aromatizando vinos. La rosa silvestre o escaramujo es la variedad gastronómica por excelencia. En Argelia y Túnez los pétalos de rosas se añaden para perfumar platos como el cuscús y algunos guisos de cordero. Su aroma y sabor dulzón las convierten en un ingrediente exótico y delicioso. Hoy también se añaden en a ensaladas de vegetales combinadas con frutas (manzana, naranja, kiwi, piña…). Cuanto más perfumadas son las rosas, más sabor y más olor dejarán en el plato.

Crisantemos (Dendranthema grandiflorum)

Los pétalos de esta colorida flor son un tanto picantes, puedes incluirlos perfectamente en guisos o pastas. También es aconsejable en platos de arroz.

Menta (Mentha piperita)

Muy sutil y de flores de color moradas y rosas, con sabor muy potente. Va perfecta en platos degustación o tapas, también con el pescado.


Les invito a arriesgar y a explorar nuevas texturas, sabores y olores... no se quedarán indiferentes… ¡eso seguro!

Habrá que probarlas y porque no, incorporarlas en la elaboración de nuestros platos... ¡Bon Appétit!

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario