Enclaves gastronómicos favoritos en Tenerife

Enclaves gastronómicos favoritos en Tenerife

  • Domingo, 6 Enero, 2019 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Reportaje
  • Comentarios

Cada isla tiene sus templos gastronómicos particulares que compiten por el cariño de los comensales, con su producto, especialidad, calidad, trato al cliente, servicio, precio, publicidad y afecto.
 
Cada uno, según su rutina diaria, preferencias gastronómicas y gustos tiene los suyos pero según el criterio de quienes nos rodean y dejándonos llevar por sus recomendaciones, ahora que ya estamos en el nuevo año y entre los propositos se encuentran disfrutar más del tiempo libre.
 
Esta sería nuestra particular recomendación para aquellos viajeros gastronómicos y gourmet que buscan lugares y destinos diferentes llenos de tradición o encanto y ofertas culinarias diferentes.
 
- Desayunar: churros con chocolate en el Mercado de La Laguna, ver amanecer en el bar del Puerto delante de un barraquito y una pulguita de queso blanco y dulce de guayaba o, si lo prefieres, un bocadillo de pata en el Bar Imperial, junto al Cine Víctor.
 
- Un aperitivo rápido para seguir sería un bocadillo de La Garriga, al que el cambio de ubicación le ha dado más prestancia sin renunciar a la identidad del sabor; un batido vitamina en el Viva María o un perrito con todo en el Mr. Smile, son lugares que no podemos olvidar en nuestro recorrido.
 
- Ir de tapas por La Laguna, cualquier rincón servirá para pedir algo para picar acompañado con una cerveza, disfrutar de la compañía y la conversación. Eso sí, una parada obligada deberia volver a ser la cafetería de la Escuela de Náutica, donde disfrutar de un buen bocadillo de calamares.
 
- Ir de guachinches: perderte por el norte de Tenerife en los establecimientos con vino propio, con una carta muy corta pero con un precio inmejorable. ¡Quién no ha visitado estas casas de comida que dan sentido a la historia gastronómica de nuestra Isla!
 
- Comer un plato en un restaurante popular: empezar por unas papas arrugadas y un generoso bistec en el Bodegón El Campestre en La Esperanza y un escaldón con un buen vaso de vino de la tierra en Las Mercedes o en la bajada al Portezuelo. Un pollo frito al ajillo en el restaurante Otelo en la entrada del Barranco del Infierno, en Adeje; unas jareas frescas en el Restaurante Padilla en las Socas - San Miguel de Abona; un arroz caldoso en el Rubí o una zarzuela de pescado en la Marisquería Ramón, ambos en San Andrés.
 
- En uno sofisticado: Los Limoneros en Guamasa; Brunellis en el Puerto de la Cruz; Kazan en Santa Cruz o, incluso, el Templete en el Médano-Granadilla o el Mamma Rosa en Las Américas, son lugares que los años no pasan por ellos, la calidad y el servicio perdura, son señas de identidad de lo bueno de la Isla.
 
- En uno informal: unos champiñones empanados en La Champiñonera en la Cruz Chica; unas papas con costillas y piñas en Casa Tomás, en la bajada del Socorro; unos chopitos en el restaurante Las Arenas de Tajao; un chuletón en Los Garrafones; unos churritos de pescado en la cofradía de de la Punta del Hidalgo.
 
- Cenar en un lugar de moda: en la Calle de La Noria o la Plaza de San Francisco, desde Los Reunidos hasta el Baobab y desde La Rebotica hasta el Plaza18, locales desenfadados, informales que están siempre animados. No es que sean muy baratos, pero están de moda y el precio depende mucho de la elección que se haga.
 
- Tomar una copa: en la zona de bares del cuadrilátero de La Laguna, en San Telmo, en los Cristianos-Arona, Las Verónicas en Playa de las Américas, o en el norte, por la zona de Martiánez, son lugares que dan juego por la mañana, la tarde y la noche, cambiando el ambiente para el disfrute en cada ocasión de momentos únicos.
 
- Visitar todos los mercadillos del Agricultor. Ya sea Tacoronte, Tegueste, San isidro Adeje o Guaza. Al ser propuestas agricolas de venta directa del agricultor de productos, sin intermediarios, son una magnifica alternativa a los mercados tradicionales que ya conocemos en todas partes.
 
- Compras gastronómicas alrededor del mercado de Nuestra Señora de África en Santa Cruz, el de La Laguna o de El Puerto de La Cruz: pescados, carnes, especias, mariscos, hierbas aromáticas, huevos, conservas, hay de todo para disfrutar de los productos a granel.
 
- Una terraza: podemos perder la noción del tiempo disfrutando del paisaje, sentarse y descansar delante de una infusión, un café, en buena compañía o con un buen libro en el parador del Teide; en la Cafetería Atlántico, frente a la Plaza de España; en la Plaza del Príncipe; en el Parque García Sanabria, en Santa Cruz de Tenerife; en la Plaza del Adelantado, en la Laguna; en la Plaza del Charco o en Playa Jardín en el Puerto de la Cruz; o en la Plaza de la Patrona de Canarias, en Candelaria.
 
- El mejor café: disfrutar de un barraquito con todo, desde el grano de café entero, hasta la corteza de limón la espumita y el toquito de licor 43. Los amantes del café pueden probarlo que no les defraudará y les aseguramos que no les dejará indiferente.
 
- Momento dulce: los golosos no pueden dejar de visitar la Pastelería El Aderno; los dulces de la Pastelería el Rayo; los bombones de la Pastelería Díaz; las piedras del Teide de la Pastelería Echeto; así como las nuevas elaboraciones de Pan y Pastelería en Playa de San Juan, siendo su pastelero ganador del premio a mejor pastelero de España en el año 2017.
 
- Un sitio especial: una visita a la Casa de la Miel o a la Casa del Vino de La Baranda en El Sauzal; al Museo de la Malvasía en Icod de los Vinos; las rutas guiadas entre viñedos en Tegueste; además de las visitas que se hacen a las distintas bodegas de la isla de Tenerife que están anunciadas.
 
- Algo único. Cenar en el restaurante El Rincón de Juan Carlos de los hermanos Padrón en el municipio de Santiago del Teide. Una propuesta puede ser su menú degustación de gran calidad. Además, recomendamos dejarse agasajar en el restaurante NUB por las propuestas de los Chefs Bernardi y Fuentes en su magnifica propuesta coquinaria lagunera. Otra alternativa muy interesante que está ganando muchos enteros y hay que seguir de cerca es la de disfrutar del Restaurante Aborigen en el Hotel Mencey ya que de la mano del Chef Marco Tavío nos trasladamos a los microclimas de nuestro archipiélago en cada plato.
 
Esperemos que esta gran selección de lugares, rincones y propuestas les ayude a la hora de tomar la decisión para el disfrute de los sentidos.
 
Quedarse en casa es una opción pero sería pecado teniendo la oportunidad de vivir en Canarias y tener esos paraisos gastronómicos en nuestro territorio de los que en muchos casos disfrutan los turistas que nos visitan y eligen como un destino turístico de calidad reconocida mundiamente.
 
¡Que lo disfruten!
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario