El prodigioso maíz azul y otras delicias mexicanas

El prodigioso maíz azul y otras delicias mexicanas

  • Lunes, 18 Noviembre, 2019 - 08:00
  • Verónica Martín León
  • Opinión
  • Comentarios
 
Si hay algo seguro en la mayoría de las restaurantes mexicanos en España es que comida mexicana no vas a comer. Lo que existe en casi todos los restaurantes mexicanos es una versión, en el mejor de los casos, suavizada de los platos más populares del país azteca y, en el peor, toda una creación inventada que ningún mexicano come en su país.

La gastronomía mexicana es una de las más variadas, sabrosas y reconocidas del mundo. Pozole, cochinita pibil, tacos dorados, tamales, pescado a la veracruzana, sopes, huaraches, chilaquiles, mole poblano o los chiles en nogada, platos todos ellos que han dado la fama merecida de prestigiosa gastronomía no suelen estar en las cartas de la mayoría de los restaurantes mexicanos en España. Son recetas más elaboradas de lo habitual, con muchos ingredientes y con sabores distintos y más exquisitos que un taco industrial con un poco de picante. Sin embargo, sí son platos de cualquier pozolería o taquería, puesto callejero o restaurante mexicano que se precie, tanto si es popular o de postín. Cada Estado del país tiene su propia gastronomía y el conjunto es inmenso, casi inabarcable de versiones de los mismos platos o creaciones típicas de cada región. No en vano su cocina fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2010.

Uno de esos extraños manjares aztecas es el maíz azul. Esta variedad colorida de la planta, Zea Mays, o millo en Canarias, lleva un pigmento natural llamado antocianinas, presente también en los arándanos o las ciruelas. El maíz azul tiene más fibra y calcio que el resto de variedades del maíz y alta presencia en antioxidantes. El sabor es distinto y adictivo. Yo lo probé la primera vez en un puesto callejero en el Distrito Federal y desde ese día no pude olvidarlo.

A pesar de su sabor y exotismo, el maíz azul es un cultivo minoritario en el mundo, incluso en su propio país, donde, sin embargo, es muy apreciado.

Muchos restaurantes lo sirven en las típicas tortillas con la que se hacen los tacos, pero también es un ingrediente apetecible para otros platos o platillos que dicen los mexicanos. Incluso se fabrica en el país azteca una cerveza con este maíz, lo que dice mucho de su versatilidad.

Afortunadamente, existen en Canarias restaurantes mexicanos empeñados en ofrecer la versión más cercana y acertada de su rica gastronomía.

Hay que ir a México para vivir esa experiencia única de saborear una de las mejores gastronomías del mundo, pero mucho más cerca hay locales que se esfuerzan por traernos esa identidad culinaria del país hermano.

El Chapulín en Santa Cruz de Tenerife sirve platos muy apegados a la tradición mexicana: cochinita pibil en sopes, pozole de millo, alambres de pollo o ternera, mole de chocolate picante. No toda su carta destila México al cien por cien. Los burritos, por ejemplo, no son mexicanos, es una invención de la frontera con Estados Unidos, que chifla a los turistas gringos, pero no existe en la tradición del país. Sin embargo, es de agradecer un esfuerzo por acercarnos a una cultura de mestizaje culinario de siglos.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario