¿Vegano o vegetariano?

¿Vegano o vegetariano?

  • Sábado, 15 Junio, 2019 - 08:00
  • Eugenia Hernández Marrero
  • Opinión
  • Comentarios

De ser una filosofía de vida a convertirse en la última tendencia alimenticia.

Sin duda, ser vegano está de moda, aunque el concepto en sí no esté muy claro para quienes comienzan en este tipo de dieta.

La principal preocupación, es la ingesta de suplementos alimenticios como la vitamina B12, aunque preocupan mucho como empezar, los alimentos que debemos evitar o si la alimentación basada en vegetales provocará otro tipo de carencias en el organismo.

Lo que no tiene nadie en cuenta es que cualquier opción alimenticia mal diseñada puede provocar carencias nutricionales.

Con esta y otras cuestiones, al final los conceptos acaban por desvirtuarse y a día de hoy ser vegano, vegetariano, crudívoro, ovolactovegetariano, nutrisano y otros, acaban mezclándose al gusto de cada uno.

Aclarando conceptos.

Ser vegano consiste en la abstención del uso de productos de origen animal, particularmente en la dieta, y una filosofía que rechaza considerar a los animales como mercancías.

La persona vegetariana en cambio, tiene como principio dejar de consumir cualquier tipo de carne y pescado.

Con frecuencia, la dieta vegetariana no se reduce únicamente a la nutrición, ya que es probable que también se adopten una actitud y un estilo de vida que rechaza otras formas de utilización de los animales para producir bienes de consumo o para la diversión humana, pero siempre es más flexible que el estilo de vida vegano.

Dicho esto, cualquier elección dietética ya sea por salud, convicción, elección u otro motivo, deben ser respetadas y bien formuladas por un profesional de la dietética y nutrición para evitar carencias nutricionales en la persona, tenga la edad que tenga.

Encuentro más problemas de alimentación en la calle que en consulta.

Esto es debido a que quienes acuden a nosotros, conscientes de su salud, desean que se les hagan propuestas adecuadas y personalizadas, mientras quienes no acuden se dejan llevar por los cantos de sirena de las dietas milagro, la operación bikini, el último batido o cápsula quema-grasas.
No imaginan lo frustrante que resulta, encontrar que cualquier mortal entiende más de la profesión que quienes la estudiaron y trabajaron duro.

Si a nadie se le ocurre que le corte el pelo un pescadero, le saque una muela un cocinero o graduarse la vista en la consulta del dentista ¿por qué nuestra alimentación la dejamos en manos de cualquiera?

Y después nos sorprende que en nuestros hospitales ingresan cada vez más niños con sobrepeso y todas sus patologías relacionadas como colesterol, diabetes, hipertensión arterial, problemas de desarrollo físico e intelectual, o que la incidencia de algunos tipos de cáncer llegue a ser escandalosa cada vez a edades más tempranas. Zapatero a tus zapatos

En resumen.

Si usted desea dejar de comer cualquier tipo de alimentos como carne, pescado, huevos, lácteos, o empezar a ingerir sólo alimentos crudos, consulte siempre a los profesionales colegiados en dietética y nutrición.

Recuerde que no debe tener carencias alimenticias, siempre y cuando la elección esté bien diseñada y formulada por un profesional colegiado según su edad, estado físico y necesidades diarias.

No hay dietas buenas o malas sino mal formuladas.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario