¡La Tortilla más buena, la de mi madre!

¡La Tortilla más buena, la de mi madre!

  • Sábado, 17 Agosto, 2019 - 08:00
  • Gastronomia7islas
  • Opinión
  • Comentarios

 
La receta de la tortilla española ha dado lugar a todo tipo de interpretaciones y mentes inspiradas que han sacado partido a dos ingredientes tan básicos como el huevo y las papas.
 
“Para gustos colores….nooo...para gustos se hicieron las tortillas”
 
Uno de nuestros platos más tradicionales, pierde su origen en la noche de los tiempos. Hay voces que la sitúan se aparición allá por el siglo XIX.
 
Curioseando sobre su origen podemos encontrar diferentes versiones, anécdotas históricas y orígenes, aunque quizás una de las más extendidas sea la que cuenta como la extremada pobreza, necesidad y escasez en los campos navarros durante las guerras carlistas hizo saltar la imaginación de los labradores y añadir huevo a las patatas para darle más cuerpo al plato y aliviar así el hambre que sufrían.
 
Aunque poco valorada nutricionalmente en la época y hasta siglos más tarde, fue la solución más factible para paliar las hambrunas añadiendo papas, huevos e incluso pan y con ello alimentar a las tropas que luchaban en el frente al mando del General Zumalacárregui quien incluso lo plasmó en las cartas y documentos oficiales escritos desde el frente.
 
Con esta receta ocurre como con la canción de cumpleaños feliz. Pocos ingredientes o notas que dan para un sin fin de resultados. Por cierto, estoy totalmente de acuerdo con mi profesor de solfeo, quien una tarde nos sorprendía con la siguiente sentencia “Hay que ver con las pocas notas que usa y lo extremadamente difícil que resulta entonarla, ¿Es posible que nadie la cante igual?
 
Música aparte y al hilo de la tortilla de papas, hay tantas recetas y “Toques personales” como sartenes. Que ese es otro cantar. No sé yo qué tipo de sartén usaría el cocinero belga Lancelot de Casteau, quien publicó la receta en 1604 y trabajó para personajes de la época como el arzobispo de Lieja, pero seguro que era mucho menos sofisticada que las actuales y desde luego más económicas.
 
Sea como fuere, me quedo con la receta básica, esa a la que nadie se resiste y a la que extrañan todos aquellos que están fuera de nuestras fronteras. Respetando la gastronomía autóctona de cada país y desde el respeto, les digo que si algo echa un español cuando esta fuera es la modesta, socorrida y sencilla tortilla.
 
Y sólo tenemos que ver los famosos programas de televisión en los que nuestros vecinos emigrados nos hablan de sus fantásticas vidas en sitios lejanos, sus viviendas situadas en playas paradisíacas, sus importantes trabajos en ciudades cosmopolitas, su familia creada al auspicio de una nueva vida fuera de nuestras fronteras en lugares exóticos donde coincides curiosamente en el 90% de los casos en echar de menos, con más añoranza que otra cosa a la modesta tortilla de papas de su casa.
 
Ingredientes se le puede poner para complementar miles, queso, piña, jamón cocido o ibérico, chorizo, perejil, ajo, champiñones, cebolla o sola
 
Un buen aceite de oliva, papas de nuestros campos más cercanos y los huevos de mis gallinas. A partir de ahí la imaginación es libre… rellenas con o sin acompañamiento de pan y otros condimentos, nadie se puede resistir al olor de una buena tortilla de papas.
 
Y ahora si me lo permiten, se me abrió el apetito de tortilla... ¿Si gustan?
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario