¿Qué hay en el plato?

Opinión | Domingo, 6 Noviembre, 2016 - 00:45 | Antonio Luis Glez. Núñez ( @algn73 ) |

Mesa mantel plato cubiertos
 
Tras estos años de crisis económica que han golpeado a todos los sectores durante tanto tiempo, ahora, con la modesta e incipiente reactivación de la economía, el sector gastronómico recibe clientes y comensales que dan más valor al dinero, como bien escaso que es, buscando propuestas que no adornen con florituras las elaboraciones culinarias para encarecer así, el precio final de una comanda.
 
En la sala, la tendencia es ser más casual, eliminando los lujos y los excesos, una sala más austera, incluso con toques efímeros en la decoración, estacionales, sin florituras, con sentido común, el de la realidad que nos rodea. 
 
Se impone un nuevo trato con el cliente, más cercanía, educación y respeto, mayor y mejor información sobre cada uno de los ingredientes de las propuestas, sobre sus cocciones y sus tempos, sobre las diferentes opciones de los maridajes con los caldos de las bodegas seleccionadas por el restaurante para lograr que, una comida, sea una experiencia de usuario inolvidable sólo o en compañía.
 
Las nuevas tendencias gastronómicas han vuelto, afortunadamente, a valorar a las materias primas. Que lo verdaderamente importante en un plato no son los adornos ni los aderezos sino el producto, su frescura y su calidad, carnes, pescados, mariscos, aves, legumbres… La gran fiesta de las materias primas.
 
Esa normalidad y sencillez que se está imponiendo en los fogones, no debemos confundirla con la simplicidad, la precepción sápida del comensal debe ser limpia y nítida, el producto como protagonista absoluto del plato, aroma, sabor, textura y temperatura.
 
Se recuperan recetas de toda la vida y se crean otras con base y estructura que las reinterpretan, las actualizan respetando la tradición culinaria con expresiones complementarias que no le roban protagonismo al ingrediente estrella en el plato. Guarniciones con cocciones que no resten importancia al plato ni a la calidad del producto.
 
Poco a poco se abandonan caprichos y algún que otro delirio. Se vuelve a la esencia de lo tradicional, de lo académico en los calderos y sartenes, dando importancia al sabor originario del producto. Sin alardes ni artificios que distraigan. Con buen técnica culinaria. 
 
Hoy el cliente, poseedor de una mayor cultura culinaria, busca una cocina más tradicional, con fundamento, como forma segura de saber que va a acertar, que al final de la comida no saldrá decepcionado y con una cuenta de infarto. Últimamente están en auge los bares de tapas, las casas de comida, tascas y restaurantes de toda la vida, donde antes de entrar se tiene la seguridad de que se va a acertar, de saber lo que hay en el plato.
 
 

Compartir


Comentarios

  1. MARTIN

    Eso son verdades como puños. Den de comer y no dejen a la gente con hambre con filigranas en los platos casi vacios para llenarse el bolsillo los resturadores
    hace 3 años
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es una persona real e impedir el envío automatizado de SPAM.
IMPORTANTE:
 Los comentarios están sujetos a moderación previa y deben cumplir las Normas de Participación:

  1. Los comentarios están sujetos a moderación previa.
  2. No se aceptan comentarios difamatorios, insultantes, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
  3. Tampoco se admiten aquellos comentarios con contenidos o enlaces que se consideren publicidad, spam, pornografía o material protegido por derechos de autor.
  4. Gastronomia7Islas.com no se hace responsable del contenido de las opiniones publicadas por los internautas ni tiene por qué coincidir con ellas.
  5. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre comentarios no publicados en la web.
  6. AVISO LEGAL