Plátano, la fruta de la sabiduría

Plátano, la fruta de la sabiduría

  • Viernes, 27 Noviembre, 2020 - 08:00
  • Ana Luisa Glez. Cruz
  • Nutrición
  • Comentarios
 
El plátano canario es uno de los productos más importantes del archipiélago en cuanto a cifras de exportación y denominación de origen.
 
Desde mitad del siglo XX, los principales mercados de consumo son la península, el mercado local y la Unión Europa en ese orden.
 
Esta fruta en sus comienzos no tenía más de 6 u 8 cm de longitud y estaba llena de semillas. La acción humana y la investigación y desarrollo la ha convertido en la actual versión comestible.
 
 
HISTORIA
 
En la India se han encontrado restos fósiles procedentes del Terciario y ya entre el 500 y el 600 A.C. la banana se consideraba el fruto del Paraíso. Sus habitantes incluso sostienen que ésta fue la verdadera fruta que Eva ofreció a Adán.
 
En Canarias se cultivan principalmente plátanos del grupo “Cavendish”, es decir, cultivares triploides de Musa acuminata, identificados en la terminología de variedades de plátano.
 
Fueron los ingleses, como primera potencia económica colonial en el siglo XIX, quienes introdujeron la idea de su explotación a los agricultores y empresarios isleños.
 
Proponían un nuevo monocultivo y para ello invirtieron e instauraron sus propias empresas para facilitar la exportación del producto ayudada por una mejora en las canalizaciones hídricas de la zona sur de las islas, el terreno y las especiales condiciones climatológicas. Ventajas que a día de hoy han permitido la inscripción de la IGP Plátano de Canarias en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas de la Unión Europea ha supuesto el reconocimiento mundial a la calidad de un producto cuya diferenciación se debe al medio geográfico y a las prácticas tradicionales de cultivo.
 
“Las condiciones exigidas a los buques para la exportación de plátanos desde Canarias a la península, dependían de las decisiones surgidas de la Comisión Reguladora de la Exportación de Plátanos (CREP). Tras la cosecha, los plátanos debían viajar en buques rápidos (por encima de los 15 nudos) y cuyas bodegas tuvieran una ventilación forzada a temperatura ambiente. La capacidad de ventilación debía permitir la completa renovación del aire de las bodegas (vacías) al menos 30 veces en una hora. La práctica totalidad de la flota platanera estaba adaptada a estas condiciones. E incluso se construían buques especialmente adaptados a las especificaciones marcadas por la CREP, como el Torres de Cuarte y el Torre de Serranos, botados por Elcano en 1956”. (http://www.mgar.net/platano.htm)
 
PROPIEDADES
 
Los plátanos producidos en Canarias presentan un gusto característico a causa de su composición con alto nivel de azúcares y baja cantidad de almidón. Esto incrementa su dulzor y hace que presente mayor contenido en potasio y fósforo y una menor cantidad de sodio y calcio con relación al plátano de otros orígenes.
 
Como fruta, es una de las más consumidas en todo el mundo por su delicioso sabor y sus múltiples propiedades.
 
- Posee vitaminas A, C, E y vitaminas del grupo B (entre ellas ácido fólico) lo que los hace excelentes para calmar el sistema nervioso.
 
- Son ricos en fibra, hidratos de carbono, minerales como el magnesio, potasio, calcio, selenio, cinc y hierro por lo que ayuda a la formación de hemoglobina en sangre y contribuye a combatir la anemia.
 
- Contiene aminoácidos esenciales como el triptófano que en nuestro cuerpo se convierte en serotonina u “hormona de la felicidad” por lo que está indicado en casos de apatía o tristeza.
 
- El consumo de plátano estimula la digestión y ayuda a calmar el “ardor de estómago”.
 
- Es muy bajo en sodio y rico en potasio por lo que su consumo regular en una dieta equilibrada puede reducir los riesgos de tener un accidente cardiovascular.
 
- Estimula el movimiento intestinal sin necesidad de usar laxantes.
 
- Comer plátano por la mañana ayuda a mantener una mejor concentración durante todo el día, convirtiéndose así en indispensable tanto para estudiantes como para deportistas y personas convalecientes.
 
ESTÉTICA
 
Como curiosidad en el ámbito de la estética, el plátano cuida y conserva la salud de nuestra piel. Es ideal para reducir las arrugas e infecciones cutáneas, combatir las ojeras y bolsas alrededor de los ojos y restaurando la piel dándole suavidad. Tanto su cáscara como su pulpa previenen la aparición de arrugas tempranas. Tiene efectos humectantes y emolientes sobre la piel del cutis. Ayuda a reducir el acné, las erupciones cutáneas y la piel reseca ya que estabiliza los niveles de líquidos corporales y combate las infecciones.
 
 
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario