Navidad versus dietas

Navidad versus dietas

  • Martes, 24 Diciembre, 2019 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios

Las navidades son sinónimo de compartir, de celebración y reunión en torno a una mesa para disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos.
 
Cuando recordamos estas fechas, nos vienen a la cabeza imágenes sentados a una mesa llena de todo tipo de preparaciones culinarias. Es momento de ser conscientes de la posibilidad de mantener una dieta saludable y conciliar estas fechas sin dejar a un lado nuestra salud. 
 
El acto de comer debe ser una acción placentera y compatible con preparaciones sanas y saludables. La previsión de los menús, adquirir alimentos saludables o programar con anterioridad lo que vamos a consumir, son un pilar básico para mantener nuestro peso y evitar tener que adelantar la operación bikini al 7 de enero.
 
Tenemos a favor sencillos consejos para que no se alteren los valores de colesterol, glucosa o triglicéridos en sangre. Para ello, hay que saber conjugar todos los alimentos con moderación, en pequeñas cantidades y sobre una mesa en la que predominen verduras, frutas, pescados, carnes, cereales y preparaciones al horno, plancha, o en papillote.
 
Las recomendaciones que podemos hacer en Navidad son:
 
  • No hacer ayunos o saltarse las comidas. Con esto, evitaremos fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre y acudir con más hambre a cualquier evento.
 
  • Ingerir frutas a media mañana y media tarde. Nuestra sensación de saciedad será mayor.
 
  • Masticar despacio, raciones pequeñas, sin salsas ni fritos. Disfruta del sabor de los alimentos y la conversación en la mesa. Si es necesario, suelta los cubiertos sobre el plato cada vez que des un bocado a cualquier preparación culinaria.
 
  • Quita la sed con agua, los refrescos en su gran mayoría producen gases y los vinos y cervezas contienen alcohol y deben ser tomados con moderación. Reservemos el alcohol para el momento del brindis.
 
  • Los turrones, alfajores y mantecados son los líderes del azúcar en Navidad, serán de consumo ocasional y siempre que antes hayamos ingerido una pieza de fruta como postre. Esto hace que reduzcamos, de manera inconsciente su consumo.
 
  • Nunca nos olvidemos de hacer ejercicio, largas caminatas y paseos para facilitar las digestiones y quemar las grasas de los excesos.
 
Todo lo que está reñido con la salud no es un placer, recuerde disfrutar de estas fechas también en la mesa.
 
¡Felices y saludables fiestas!

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario