¿Por qué es peligroso el consumo de leche cruda?

¿Por qué es peligroso el consumo de leche cruda?

  • Lunes, 2 Diciembre, 2019 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios

Expertos advierten que un mal tratamiento a la leche cruda puede provocar diversas enfermedades La moda de comercializar leche cruda ha generado mucha controversia, especialmente en lo relativo a seguridad alimentaria.

Nadie pone en duda los beneficios del consumo diario de la leche y sus derivados.

Más allá de quienes padecen alergia o intolerancia sobre algunos de sus compuestos como la caseína (proteína láctea), lactosa (su “azúcar”), o de aquellas personas que por convicción prefieren no consumir productos de origen animal, la leche es considerada un alimento que forma parte de la alimentación diaria de millones de personas.

Junto al resto de alimentos que consumimos, se deben someter a estrictos requisitos y controles de calidad alimentaria (normativa europea y nacional), para asegurar su inocuidad, o lo que es lo mismo, para evitar la aparición de enfermedades asociadas como Brucelosis, Listeriosis o E.Coli.

Aún tenemos en la memoria algunos casos de intoxicación alimentaria ocurridos el pasado verano y debemos mantener precauciones en todo momento a la hora de consumir cualquier alimento sobre todo si son frescos.

Tratamientos seguros

La higiene como primera norma fundamental de seguridad alimentaria, debe estar presente en cada lugar donde se manipule un alimento. El calor en algunos casos resulta imprescindible para eliminar bacterias que podría causar estragos en nuestra salud y la de quienes nos rodean.

Teniendo esto presente, la polémica sobre consumir o no leche cruda, sin tratamiento térmico deja de tener opiniones favorables.

Aquella que encontramos en el supermercado es tratada térmicamente con calor para eliminar posibles microorganismos patógenos que desencadenan problemas de salud.

La leche cruda no es sometida a estos tratamientos por lo que el riesgo de contraer enfermedades aumenta, más aún en población sensible, como embarazadas, lactantes, personas mayores y niños.

La patronal lanza mensajes de advertencia

En España a día de hoy no hay leyes que prohíban la distribución de esta leche cruda, es la patronal de las industrias lácteas FENIL, desde donde se lanzan advertencias claras. “No se puede dejar la responsabilidad del consumo de esta leche cruda en manos de los consumidores, la leche debe estar sometida a estrictos controles desde su recogida hasta su consumo”.

Estos tratamientos deben realizarse bajo unas condiciones precisas y con maquinaria concreta, y en casa normalmente no disponemos de los conocimientos necesarios, por lo que la seguridad no está garantizada al 100% y es más probables la aparición de enfermedades.

Es cierto que los tratamientos térmicos llegan a disminuir algunas propiedades de la leche, aunque este punto no llega a ser tan importante como los perjuicios que pueden acarrear su consumo sin pasteurizar, más si tenemos en cuenta que es un alimento consumido a diario  junto a otros que aportaran nutrientes y completarán nuestras necesidades nutricionales.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario