Avena, cereal completo y equilibrado

Avena, cereal completo y equilibrado

  • Martes, 30 Julio, 2019 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios

Junto a hidratos de carbono y fibra, aporta más proteínas, grasas saludables y minerales que otros cereales.

Cuando incorporamos las cantidades adecuadas de avena a diario en nuestro desayuno, es fácil sentir que nuestro organismo mejora.

En copos, cruda, con bebida vegetal, fruta desecada, yogur, fruta fresca, con o sin cacao, en forma de barritas de cereal, muesli o adquiriendo su versión sin gluten, la avena se convierte en el cereal indispensable para quienes desean cuidarse.

Es un cereal que ayuda a saciar nuestro apetito, si bien es cierto que la sensación de hambre/saciedad debería ser innata en el ser humano y en la sociedad actual es difícil de reconocer de manera general.

Esta sensación debemos aprender a reconocerla con entrenamiento alimenticio y los cereales y otros alimentos cargados de fibra como la avena, pueden ayudar en el proceso.

Además de lo ya mencionado, la avena contiene gran cantidad de minerales como magnesio cobre, hierro, manganeso, cinc y vitamina B1.

Esta composición junto a la presencia de otras sustancias la hacen única y cargada de propiedades no sólo para mejorar nuestras digestiones o limpiar nuestro intestino, sino también por necesitar consumir poca cantidad de manera frecuente para obtenerlos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir un mínimo de entre 25 y 30 gramos diarios de avena para empezar a sacar verdadero partido a sus beneficios. No obstante, la cantidad de avena que debe comerse en el desayuno depende de los objetivos marcados. Si simplemente se desea aumentar el metabolismo y mantener la línea, puede bastar con media taza de copos de avena.

Estos tienen la característica de expandirse tras la cocción, multiplicando por casi el triple su volumen.

En caso de que por su actividad física necesite ganar masa muscular de manera controlada, recuerde que puede tomar avena varias veces al día, siempre según lo dicte su dietista o dietista nutricionista antes o después del entrenamiento diario.

En el caso de las personas que padecen hipotiroidismo y necesitan revitalizar su metabolismo, se les recomienda el consumo de harina o copos de avena. Una pauta altamente interesante es beber regularmente agua de avena a lo largo del día.

Sea cual sea su preferencia, la avena cabe en cualquier tipo de alimentación. Lo único que deberá tener en cuenta es no pasarse con las cantidades ni tomarla de manera indiscriminada.

Recuerde que todo en exceso es perjudicial y que no por ser natural deja de ser inocuo.
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario