La Albahaca (Ocimum basilicum)

La Albahaca (Ocimum basilicum)

  • Lunes, 24 Junio, 2019 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios


La albahaca una planta aromática originaria de la India, Pakistán y otros países asiáticos, donde se ha podido documentar su consumo desde hace más de 5000 años y de la que se conocen hasta 150 variedades, todas ellas con un característico olor similar al del anis.

A lo largo de los siglos, la planta de la albahaca se dio a conocer sobre todo por sus propiedades digestivas y aromáticas, más allá de los usos mágicos ancestrales que griegos, egipcios y persas le confirieron.

Lo habitual es encontrar albahaca en la fórmula del curry, aunque en occidente la conocemos más por ser parte indispensable de algunos platos de la cocina italiana, donde una variedad llamada albahaca dulce se siembra en jardines, huertos y patios para condimentar pastas y hacer salsa “pesto”, “Berenjenas a la parmesana” o como aderezo en pizzas.

Si desea contar en casa con esta planta anual,  sólo necesita sembrar sus semillas en un tiesto, con bastante luz, agua y temperaturas medias-altas, ya que es en las zonas húmedas y del trópico donde mejor crecen.

Los profesionales de la cocina, prefieren utilizar la planta fresca, que puede conservarse en la nevera una vez cortada durante varios días, antes que seca o en polvo, ya que fresca conserva mejor todos sus aceites esenciales, aromas y propiedades, aportando a las preparaciones ese toque distinto que a veces necesitan.

Lo habitual es utilizar un frasco de cristal hermético para reservar en la nevera o sumergir las hojas recién cortadas  y limpias en una aceitera. De esta forma el aceite tomará las esencias de la planta y le aportará un toque diferente a ensaladas, pasta, pescado o verduras.

La albahaca es una planta muy versátil pudiendo acompañar todo tipo de alimentos, pero también se usa en repostería en algunos países asiáticos, y en infusiones, sobre todo entre quienes necesitan digestiones menos flatulentas.

Algunas leyendas africanas la sitúan como planta protectora contra picaduras de escorpión, aunque por aquí se la conoce más por su capacidad para ahuyentar a los mosquitos en las calurosas noches de verano.

Esta planta aromática aporta frescura a nuestras preparaciones culinarias, su sabor característico hace que se enriquezcan nuestros platos además de ser una gran aliada para evitar las digestiones pesadas, por lo que resulta interesante incluirla en nuestras preparaciones.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario