La importancia de la fibra

La importancia de la fibra

  • Lunes, 6 Mayo, 2019 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios

La fibra es una mezcla compleja de sustancias de origen vegetal resistentes a nuestra digestión. 
Según sus propiedades físicas, la fibra dietética contenida en los alimentos se divide en:
 
  • Soluble, es altamente fermentable y responsable de las incómodas flatulencias. 
  • Insoluble, acelera el paso de los alimentos a través del estómago y de los intestinos, aumentando el volumen de las heces.
 
Ambos tipos de fibras están presentes de forma natural en los alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, hortalizas (con alto contenido en agua, vitaminas y minerales) o frutos secos pero, sobre todo, en cereales integrales y legumbres. 
 
La ingesta diaria de este tipo de alimentos, con gran cantidad de fibra alimentaria total, es responsable de proteger nuestra salud de enfermedades que tienen que ver con el aparato digestivo y más concretamente con el colon. 
 
Aportan un plus a nuestra salud digestiva y evitan que la incidencia de la obesidad, enfermedades como el cáncer de colon, divertículos intestinales, diabetes y otras sea cada vez mayor y en poblaciones con edades más tempranas.
 
La fibra soluble alimentaria contenida en alimentos como avena, cebada, legumbres, manzanas y cítricos, y la insoluble del salvado de trigo, pan y cereales integrales, además de los ya mencionados, se encargan de mantener nuestros niveles de glucosa correctos en sangre, algo que resulta interesante a nivel nutricional para aquellas personas que padecen diabetes en cualquiera de sus tipos.
 
Entre los muchos beneficios de tomar las cantidades adecuadas de fibra están: 
 
  • Controlar el peso.
  • Hacer la digestión.
  • Combatir el estreñimiento.
  • Reducir el colesterol.
  • Tratar la diverticulosis.
  • Hacer frente a la diabetes.
  • Combatir la cardiopatía.
  • Prevenir el cáncer de colon.
  • Evitar el síndrome de intestino irritable.
  • Disminuir la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, infecciosas y respiratorias.

Según la Organización Mundial de la Salud, la ingesta diaria recomendada para adultos estaría entre 20 y 40 gramos diarios de manera general.
 
En España, país con una cada vez mayor  incidencia de obesidad, el consumo se estima entorno al 12% y esto hace que el incremento de enfermedades evitables, como muchas de las ya mencionadas, también se incremente de manera exponencial.
 
No dude en visitar la consulta del dietista para cuadrar la alimentación a sus necesidades y, con ello, dar un paso más en el camino de los hábitos saludables de vida.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario