¿Qué es la diabetes?

¿Qué es la diabetes?

  • Lunes, 11 Febrero, 2019 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz - Nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios

La diabetes es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina (hormona que regula los niveles de glucosa en sangre).
 
El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento de glucosa en la sangre.
 
Aproximadamente, la mitad de las muertes atribuibles a la hiperglucemia tienen lugar antes de los 70 años de edad. Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.
 
Los adultos con diabetes tienen un riesgo 2 a 3 veces mayor de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.
 
La neuropatía de los pies combinada con la reducción del flujo sanguíneo incrementan el riesgo de úlceras de los pies, infección y, en última instancia, amputación.
 
La retinopatía diabética es una causa importante de ceguera y es la consecuencia del daño de los pequeños vasos sanguíneos de la retina que se va acumulando a lo largo del tiempo. El 2,6% de los casos mundiales de ceguera es consecuencia de la diabetes.
 
La diabetes se encuentra entre las principales causas de insuficiencia renal. Además, existen varios tipos de diabetes entre los que destacan:
 
Diabetes gestacional: aparece durante los meses de gestación en mujeres embarazadas y suele desaparecer durante los días posteriores al parto.
 
Diabetes mellitus tipo 1: aparece en los primeros años de vida por diversos motivos, principalmente, porque el páncreas no consigue controlar los niveles de glucosa en sangre.
 
La insulina es el único tratamiento para este tipo de diabetes, además de una alimentación exclusiva. Es preciso ajustar la administración de insulina a lo que la persona come, la actividad que realiza y sus cifras de glucosa, por lo que el paciente debe medirse la glucosa de forma frecuente, mediante el uso de glucómetros (pinchándose los dedos) o con sensores de glucosa intersicial (alguno ya está financiado en varias comunidades autónomas), de forma más sencilla y menos dolorosa.
 
Diabetes mellitus tipo 2: tiene un abanico terapéutico más amplio. En este caso, a diferencia de los pacientes con diabetes tipo 1, no siempre va a ser precisa la administración insulina.
 
Adoptando un estilo de vida saludable y perdiendo peso, los niveles de glucosa pueden normalizarse antes de que la persona llegue a ser insulinodependiente. Una alimentación equilibrada  desde edades tempranas evitaría la incidencia de esta enfermedad y sus graves consecuencias y complicaciones posteriores.
 
Desde aquí, animo a nuestros lectores a reflexionar sobre la alimentación que ofrecemos a nuestros niños y nuestro estilo de vida.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario