Acrilamida en nuestra mesa

Acrilamida en nuestra mesa

  • Comentarios

 
Desde que el pasado, 11 de abril, entrase en vigor en toda Europa un nuevo reglamento para intentar controlar los niveles de acrilamidaen los alimentos, muchos consumidores han conocido esta sustancia y todos nos hemos planteado la forma de reducir su consumo.
 
¿Qué es la acrilamida?
 
La acrilamida es una sustancia considerada como potencialmente cancerígena que se forma en el momento de la preparación de los alimentos ricos en almidón de forma natural (azúcares y aminoácidos), a su paso por altas temperaturas (fritos, cocción, asado) y también durante procesos industriales a 120ºC y a baja humedad. Además, está presente en numerosos productos industriales y en el humo del tabaco por lo que tendremos en cuenta el resto de factores si realmente queremos evitar su consumo.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) recoge en su web los alimentos que contribuyen a su exposición, según la edad del consumidor.
 
En los adultos, son los productos derivados de las patatas fritas, incluyendo las patatas fritas y las asadas, los que representan hasta el 49% de la exposición media, el café un 34% y el pan blando un 23%, seguidos por las galletas, las galletas saladas y el pan crujiente y otros productos derivados de las patatas.
 
En niños mayores de un año y adolescentes, la mayor exposición a la acrilamida se detecta en los productos derivados de las patatas fritas, excepto las patatas chips y los aperitivos. Es hasta un 51% de toda la exposición a través de la dieta.
 
 

 

Aecosan advierte que, a pesar de que algunos productos como las patatas fritas o los aperitivos y los sucedáneos del café contienen niveles relativamente elevados de acrilamida, su contribución global a la exposición a través de la alimentación es limitada si se sigue una dieta normal variada.
 
Además ha creado, en colaboración con La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y otros organismos análogos a nivel europeo, una serie de medidas para disminuir los niveles de acrilamida a todos los niveles, un decálogo de buenas prácticas en la industria y otras medidas informativas para que los consumidores finales tomemos parte activa en el asunto
 
Fuente: AECOSAN https://goo.gl/snDb4U
 

0 Comentarios

Deja un comentario