Cerveza, siempre con moderación

Cerveza, siempre con moderación

  • Lunes, 26 Agosto, 2019 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Nutrición
  • Comentarios

 
La cerveza es una bebida alcohólica muy antigua, desarrollada por los pueblos de los imperios mesopotámicos y por los egipcios.
 
La mención más antigua de la cerveza es “una bebida obtenida por fermentación de granos denominada “Siraku” en lenguaje sumerio en el 4000 años a.C.
 
La auténtica época dorada de la cerveza comienza a finales del siglo XVIII con la máquina de vapor a la industria cervecera y el descubrimiento de la nueva fórmula de producción en frío, y culmina en el último tercio del siglo XIX, con los hallazgos de Pasteur relativos al proceso de fermentación
 
La mayor parte de las cervezas se elaboran con cebada malteada a la que se le da sabor con lúpulo. Aunque existen en el mercado, cerveza de trigo, mijo, y arroz.
 
En Japón, china y corea, la cerveza se hace con arroz, y recibe el nombre de sake. En África se usa mijo, sorgo y otras semillas, mientras que el kvass ruso se hace con pan de centeno fermentado.
 
Consta de 4 componentes básicos: Malta, lúpulo, agua y levadura.
 
El 92% de su peso es agua, del 3 al 4% es alcohol etílico, del 3-4% hidratos de carbono y un 0,4% de proteínas y cantidades menores de minerales: fósforo, magnesio, calcio, hierro, zinc sodio y potasio, y vitaminas B1, B2, B6, B12, ácido fólico, acido nicotínico y polifenoles (antioxidantes naturales).
Cada 100g de cerveza aportan entre 40 y 50kcal.
 
Teniendo en cuenta su contenido en alcohol y el hecho de que las cantidades ingeridas por persona y año de media ya son bastante elevadas desde 2001 y sigue en aumento progresivo, como profesional de la salud sólo recomiendo la ingesta esporádica de cerveza sin alcohol, más por el degustar la bebida de manera responsable que por sus posibles cualidades avaladas por estudios financiados por la propia industria del sector en la mayoría de los casos, tanto a nivel nacional como internacional.
 
La polémica está servida en cuanto al beneficio o no de ingerir cerveza por ejemplo como rehidratante tras hacer algún esfuerzo deportivo. La pregunta ahora es ¿Algún lunes post cervezas dominicales nos hemos levantado hidratados? No hagan la prueba y quédense con las voces de aquellos estudios libres de “financiación” o patrocinio.
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario