Gazpacho, nuestro mejor aliado en verano

Gazpacho, nuestro mejor aliado en verano

  • Domingo, 18 Agosto, 2019 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz, nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios
 
Existen varias formas de preparar el gazpacho aunque los ingredientes principales coinciden en todas. Aceite de oliva virgen extra y hortalizas, de las cuales el tomate madurado al sol es el protagonista absoluto.
 
En la receta se podrán incluir o no las cebollas, pan duro, pepino, pimientos, zanahorias, ajo, vinagre o limón e incluso menta, pero el tomate y más si está bien maduro es indispensable.
 
El gazpacho es una sopa fría que sirve de acompañamiento o plato único en los días de más calor. Es considerado como una bebida isotónica debido a su contenido en agua y sales minerales: Ayuda a mantener un adecuado nivel de hidratación incluso en los meses más calurosos del año. Contiene multitud de vitaminas que se incrementan en la misma proporción que añadimos las verduras. Es por tanto, una fuente de fibra vegetal importantísima y lo más contundente es la estabilidad en nutrientes que aporta a nuestra dieta diaria en cualquier franja de edad además de ser refrescante.
 
Se recomienda su consumo como entrante o primer plato si queremos realizar una dieta de control de peso.
 
El toque de sofisticación se aporta en la guarnición. Aunque coincidimos en servir siempre bien frío para su mayor disfrute, es normal en muchas zonas añadir pedazos de verdura, hierbas aromáticas, trozos de fruta, caballa, atún o jamón serrano, huevo duro etc. que añade valor calórico a nuestro gazpacho.
 
Por sí sólo el gazpacho posee muy pocas calorías. Gran parte de su composición es agua y el resto básicamente hidratos y grasas monoinsaturadas, como las grasas concentran más calorías por gramo, la mayor parte de la energía que aporta el gazpacho deriva de éstas, pues las hortalizas son muy pobres en valor calórico.
 
Además de estas pocas calorías y mucha agua, el gazpacho concentra buenos minerales y vitaminas para el organismo, entre los cuales se destaca el calcio, potasio, fósforo y vitamina A así como carotenos con acción antioxidante.
 
Es un plato muy bajo en calorías, sobre todo si se le añade poco pan, o incluso, si no se le añade: 100 ml. de gazpacho contienen sólo entre 44 y 55 Kcal.
 
Por hacernos una idea, un plato de sopa o un vaso de unos 250 cc de gazpacho contiene unas 85 calorías totales repartidas en:
 
- 19% de hidratos.
- 74% de grasas monoinsaturadas procedentes del aceite.
- 7% de proteínas.
 
Asimismo, está comprobado su efecto saciante y nos ayuda a calmar el apetito de forma saludable.
 
Después de saber todo esto, ¿Quién se resiste a las virtudes de un buen vaso de saludable gazpacho?
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario