Cenas que adelgazan

Cenas que adelgazan

  • Lunes, 4 Mayo, 2020 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz, nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios

 
Aunque a veces pensemos lo contrario, nuestro metabolismo siempre está en funcionamiento, así que siempre podemos poner en marcha sencillas estrategias para mantenerlo activo. Ya sea durante el día o mientras dormimos. Debemos tener en cuenta que la última parte del día sigue siendo muy importante a la hora de perder peso, así pues, vale la pena tener en cuenta unas pautas determinadas.
 
Para acelerar nuestro metabolismo es necesario cambiar la rutina y reemplazar alimentos que no aportan nutrientes, por alimentos sanos que brinden vitaminas y minerales, y todo lo que permita que nuestro metabolismo funcione adecuadamente, la ingesta de vegetales, proteínas, frutas y agua es parte de este proceso ya que nuestro metabolismo se mide en calorías y el número de calorías que se queman durante el día o la noche depende de muchos factores.
 
Hay muchas personas que prefieren no cenar para perder peso más rápido, lo que es un auténtico error. El no cenar por la noche va a suponer pasar cerca de 10 horas en las cuales nuestro organismo no va a recibir ningún nutriente. En consecuencia, pueden sucedernos dos cosas: la primera y más grave, no alimentarnos correctamente. La segunda, que nuestro metabolismo se vuelva más lento.
 
Es mejor por tanto, cenar dos horas antes de irnos a la cama, algo ligero y equilibrado.
 
 
Evitar:
 
Bocadillos
 
Pasta
 
Arroz
 
Pizzas
 
Ajo y cebolla en crudo
 
Productos con azúcar refinado
 
Ensaladas con lechuga. Puede que le sorprenda, pero la lechuga es un alimento bastante indigesto debido a su alto contenido en fibra insoluble, provocando que tengamos gases e hinchazón abdominal por la noche.
 
 
Recomendado:
 
Cremas y sopas de verdura
 
Champiñones
 
Tortilla francesa
 
Cereales integrales
 
No más de una pieza de fruta
 
Leche, quesos o yogures desnatados
 
Pescados como la merluza o el salmón
 
Infusiones de plantas digestivas como la manzanilla, el hinojo o el anís. Si la tomamos a última hora del día nos permitirá disponer de un sueño más relajado, a la vez que lograremos eliminar las grasas de más que hayamos ingerido durante la cena.
 
Según el “Journal of Food Science”, el TÉ DE ROSAS es más rico en antioxidantes que el té verde, no dispone de cafeína y es ideal para tomar por las noches. Nos ayuda a combatir el estreñimiento y evita la clásica inflamación abdominal.
 
 
Otros consejos importantes a tener en consideración serían:
 
- Tomar siempre un vaso de agua antes de cada comida, de manera pausada. Esto nos ayuda a sentir mayor saciedad y tomar los alimentos de manera más tranquila.
 
- Servirnos la cena en platos pequeños y masticar al menos 10 veces cada bocado. Con este consejo hacemos que el bolo alimenticio llegue a nuestro estómago casi digerido por la masticación y salivación con lo que el músculo estomacal trabajará menos y nuestra digestión será más ligera.
 
- Hacer lo mismo cada noche antes de dormir, al menos en la última hora del día, es útil para educar y preparar al cerebro para el descanso, además de que contribuye a disparar los desencadenantes del sueño. Con el tiempo el cerebro comenzará a asociar esa rutina con el sueño y favorecerá la quema de grasas durante el descanso.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario