Los azúcares ocultos en los alimentos

Los azúcares ocultos en los alimentos

  • Lunes, 2 Marzo, 2020 - 08:00
  • Ana Luisa González Cruz, nutricionista
  • Nutrición
  • Comentarios
 
¿Cuántas veces hemos comido alimentos y luego nos hemos enterado que contenían azúcar y no resultaban precisamente dulces?
 
Excederse con la ingesta de azúcar puede resultar a medio plazo perjudicial para la salud, aumentando los niveles de glucosa en sangre llega a producir desajustes en órganos como el páncreas y por lo tanto diabetes en sus distintas tipologías. A día de hoy se la considera la enfermedad silenciosa por la tardanza en descubrir su diagnosis y el cada vez más alto porcentaje de personas que la padecen sin conocerlo.
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que “El exceso de calorías procedentes de alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcar también contribuye al aumento de peso, que puede dar lugar a obesidad y sobrepeso”.
 
Hay muchos alimentos que tienen azúcares añadidos en su elaboración o algunos edulcorantes sustitutivos y que son consumidos por la población de manera generalizada sin reparar en los posibles problemas derivados de su excesiva presencia en la dieta habitual.
 
Los principales endulzantes que suelen tener presencia en la lista de ingredientes que figuran en el etiquetado son los siguientes.
 
-Sacarosa, fructosa, glucosa, maltosa o sucrosa.
-Miel de abeja, de malta, de caña o de maíz.
-Concentrado de zumos de fruta.
-Jugo de caña.
-Jarabes de arce o de maíz con alto contenido en fructosa.
-Siropes.
 
Debemos conocer estos productos para su identificación y posteriormente ver su información nutricional y contenido en nutrientes. 
 
-Todo alimento que contenga valores iguales a 0,5% o inferior, podemos decir que es un alimento que es 0% de azúcar. 
-Todos aquellos que posean valores inferiores al 15% podemos hablar de contenidos intermedios relativamente normales.
-Los que superen el 15% de azúcar deben ser eliminados de nuestra dieta por su excesivo contenido en azúcar. 
 
Debemos restringir su ingesta y ser conscientes de sus valores nutricionales en caso de consumo.
 
La lista de productos es interminable pero los principales que destacamos sería: 
 
-Galletas saladas; Pan de Molde; Chocolates sin grasa
-Embutidos y fiambres
-Jugos de fruta naturales comerciales
-Salsas como la mayonesa, ketchup, salsa rosa o aliños a base de mostaza
-Cereales de desayuno y snacks.
 
Mucho cuidado también con esos alimentos populares que habitualmente se comercializan para dietas bajo la etiqueta de “saludables” y que en ocasiones nos ayudan a perder peso. Estos poseen azúcares ocultos en su composición y los hace incompatibles con nuestro fin y salud. 
 
Estos productos, al igual que los anteriores deben ser susceptibles de nuestra atención a su etiquetado y composición
 
Hoy existen  multitud de estudios  contrastados que evidencian al azúcar como causa directamente implicada en la aparición de transtornos y enfermedades como la obesidad y el sobrepeso, siendo además potenciadora de enfermedades cardíacas,  sistemas vascular, endocrino-metabólico, hepatobiliar, respiratorio, enfermedades renales, afecciones del sistema locomotor, función reproductiva y sexual, neoplasias, higiene dental y problemas psicosociales. 
 
Es por ello que la OMS recomienda reducir este consumo a un 5% del valor calórico de la dieta.
 
También recomienda el consumo de alimentos sanos, frescos y naturales, a poder ser sin procesar o  lo menos procesados posibles. 
 
Debemos mirar siempre las etiquetas de los alimentos y fijarnos en la información nutricional. Por el bien de nuestra salud es recomendable disminuir el consumo de azúcar en la dieta para eliminar kilos de más, retención de líquidos, acné o caries y ya en fases posteriores diabetes entre otras.
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario