Bodegas Tándem “Un sueño cumplido”

Bodegas Tándem “Un sueño cumplido”

  • Sábado, 11 Abril, 2020 - 08:00
  • Rasa Strankauskaite
  • Entrevista
  • Comentarios
 
Él cuida las viñas y ella manda en la bodega. La complicidad se nota y mucho. Es más, incluso podemos saborearla, se llama “Tierra Fundida”. Los dos juntos son un tandem de vinos auténticos, de vinos desnudos, sinceros, emocionantes, los que hacen sentir de los afortunados que somos de tener vinos tan cerca con tanta vida. Es una pareja que comprenden uno al otro, encajan las diferentes y van superando las dificultades para cumplir el sueño hecho de vinos. Crecen juntos y nos recuerdan que dejarse querer es de valientes.

Hace años que conozco a esta pareja, estuve presente cuando nació el amor. Nos hemos compartido vinos a lo largo de nuestras vidas sintiendo la pasión por abrir alguna variedad por primera vez. Nos encanta compartir las sensaciones de cada vino y les deseo toda la suerte del mundo. Me siento agradecida a la vida por contar con esta amistad.

Con este texto quiero aportar un pequeño granito para que ustedes descubran algo más sobre Loreto Pancorbo y Gabriel Morales, sobre el proyecto Tándem en Tenerife. Hice a Loreto preguntas para que entiendan lo importante que es consumir vinos canarios y lo difícil que es embotellar en las islas. En situaciones extremas es donde a menudo se producen los mejores vinos. En situaciones difíciles debemos apoyar a los nuestros, a nuestros valientes viticultores. Vale la pena formar parte de esto, algunos vinos me convencen sin palabras y espero que a vosotros también.

Vivimos momentos dolorosos, de mucha incertidumbre sobre el futuro, hay gente que es más optimista que yo misma pero lo que tengo claro que Tenerife es una gran reserva de vinos con personalidad única. Es una fusión de muchas viticulturas, de parcelas minúsculas con microclimas variados y por ello es un mundo de vinos distintos, tan caóticos, tan personales.

¿Dónde y cómo te decidiste a ser la enóloga?

Lo primero que estudié en la universidad fue Ingeniería Técnica Agrícola esp. En industrias agrarias y alimentarias (cambié de idea a última hora, pensaba estudiar Licenciatura en Matemáticas). Mientras estudiaba esta carrera me di cuenta de la importancia que tiene la alimentación en nuestra vida y como la bioquímica y la microbiología influyen en muchos de esos alimentos. Cuando termine, empecé a trabajar en viticultura en la conserjería de Agricultura del Gobierno de La Rioja; en ese momento las viñas me cautivaron y decidí que quería saber más, así que me matriculé en la Universidad y estudié Licenciatura en Enología mientras trabajaba. Cuando acabé la carrera me di cuenta de que el mundo del vino es mucho más que Tempranillo, Garnacha, Graciano, Mazuelo, Viura, Malvasía riojana y Garnacha blanca, así que decidí buscar trabajo en otros lugares. Primero fui a Napa Valley (California), después fui a Nueva Zelanda y finalmente llegué a Tenerife.

Después de 6 años elaborando en una bodega en el sur de Tenerife, Gabriel y yo decidimos apostar por nuestras fincas y nuestro proyecto. El proyecto es una suma de varias cosas, lo primero la familia, luego las fincas y por último poder elaborar de una forma libre.

Bonito nombre para vuestros vinos "Tierra Fundida". Donde se encuentran la bodega y las fincas?

Las fincas que tenemos están en Tacoronte (variedades tintas) y Los Realejos (variedades blancas). Conciliar la vida profesional y la familiar es bastante complicado, por este motivo, decidimos montar la bodega en casa. Elaboramos dos vinos (un blanco y un tinto) y después cada año hacemos cosas diferentes, en función de la uva y del tipo de cosecha. En la actualidad tenemos 4 referencias, (2 en el mercado y otras 2 que iban a salir en marzo) y alguna cosa más preparada para final de año.

¿De dónde nace el proyecto Tándem para embotellar Tierra Fundida? ¿Es un sueño cumplido? ¿El nombre precioso refleja que más importante para ti es expresar el terruño?

Vinos en Tándem es el proyecto que Gabriel y yo decidimos montar, se juntaron varios factores. Tener tres niños en tres años hacen que la vida profesional sea más complicada, por otro lado, Gabriel arrendó unas fincas en Tacoronte con uvas de mucho potencial porque las iban a abandonar por la escasa rentabilidad y por otro lado, la idea de crear un proyecto familiar nos encantaba. Así que en principio, podría decirse que estamos intentando cumplir este sueño juntos.

El nombre es un reflejo del suelo, de la tierra. Vivimos en un lugar privilegiado, los suelos volcánicos dejan una huella imborrable en el vino, pero además crean un paisaje único en toda la isla. Los barrancos, las diferentes corrientes de lava con distinta composición y los cráteres que se distribuyen por toda la isla condicionan la viticultura.

¿Qué representa para ti los vinos hechos en vuestra bodega. Es la recopilación de tus conocimientos y buena uva cuidada por Gabriel?

Sin duda, la experiencia y el conocimiento son claves en Tierra Fundida, pero al ser un proyecto propio también hemos decidido asumir riesgos en las elaboraciones e intentamos hacer cosas diferentes que nunca antes habíamos hecho. En algunos casos nos guiamos también por la emoción de cada viña y cada variedad, superando algunos miedos y asumiendo el riesgo de hacerlo mal.

¿Qué es un vino para ti? ¿La personalidad de un vino depende del suelo o de la elaboración? ¿Qué opinas sobre la elaboración con raspón? ¿Han vuelto muchas bodegas a lo ancestral o son modas?

Para mí el vino es una bebida viva que refleja el camino que ha recorrido para llegar el punto en el que está cuando abrimos una botella. El suelo, el clima, el tipo de viticultura, etc, están igualmente presentes como la forma de elaborar en bodega. El raspón es una opción que tenemos en bodega, dependiendo de muchos parámetros (variedad, estilo, añada…) puede ser beneficiosa o no. En nuestro caso, (no tenemos despalilladora), hay vinos despalillados parcialmente a mano y otros sin despalillar, dependiendo de la finca, la variedad y el vino que queremos elaborar y por supuesto del perfil de la “cosecha”.

Supongo que hay bodegas que siempre lo han hecho y otras que han empezado ahora. No sé si esto es una cuestión de moda, seguramente para algunos sí que lo será; pero lo que tengo claro es que lo importante es ser honesto, elaborar un vino de una forma más ancestral debe estar integrado con la filosofía del viñedo y de la bodega.
"Un gran vino es aquel que es honesto y refleja lo que hay en la botella"

¿Suelos volcánicos, aparte de mineralidad a flor que aportan al vino?

Los suelos volcánicos nos aportan como tú bien dices mineralidad, pero además los vinos que vienen de suelos volcánicos suelen tener una tensión y una electricidad increíbles. En Tenerife, además de poder contar con estos suelos volcánicos (diferentes en cada viñedo) también tenemos que poner en la ecuación los vientos Alisios y el Teide. Esta combinación hace que tengamos un entorno único en el mundo, con unos vinos únicos.

¿Con que sueña Loreto Pancorbo?

Pues con muchas cosas,… me encantaría que nuestra pequeña bodega fuera creciendo poco a poco, hasta llegar a que los nietos de mis nietos sigan manteniendo vivo el proyecto que Gabriel y yo hemos empezado, trabajando las viñas y elaborando vinos.

Por otro lado, soy una estudiante incansable, así que poder finalizar mis estudios en el IMW sería otro sueño.

¿Si fueras una variedad de uva cual te gustaría ser?

Uyy no sé, supongo que depende del día… jajaja. Pero creo que una variedad plástica, capaz de adaptarse bien a diferentes lugares y tipos de vinificaciones.

¿Cómo es para ti un gran vino? ¿Aquel que te lleva donde nació?

Para mí un gran vino es aquel que es honesto, aquel que refleja el camino recorrido para llegar a expresar lo que hay en la botella.

Me ayudas explicar a los consumidores que el vino canario no es caro, incluso es barato si nos adentramos en todo el proceso. ¿Quizás no hemos sabido explicar nuestra viticultura?

El vino canario no es caro, en Canarias elaboramos vino en unas condiciones muy difíciles.

La dificultad del cultivo de la vid en una orografía complicada, hace que la mayor parte de los trabajos sean manuales. Viñedos pequeños, con accesos difíciles que han hecho que los viticultores se hayan dejado la piel y se la sigan dejando en intentar sacar adelante viñas que, en su mayoría, crecen en terrenos con grandes pendientes, en zonas aisladas, en barrancos, etc. También hay que destacar que el trabajo en el campo, entre otras cosas nos ha servido para mantener y conservar un paisaje, una cultura y unas variedades únicas en el mundo. El consumo de vino canario asegura este legado y pone en valor el trabajo de los viticultores, ayudando también a conservar el paisaje.

¿Por qué tienes colocado un grupo musical a cada barrica de vino? ¿Es la dedicación o se juntan por la energía? ¿Es un tándem de tus pasiones? ¿El vino y la música?

La música es mi otra gran pasión. Normalmente trabajo sola en la bodega y escuchar música me da una energía extra.

Además el vino es energía y trasmite emociones al igual que la música. Cuando estoy trabajando en la bodega, cada uva o cada barrica / depósito me transmite una emoción, esa emoción, muchas veces, me recuerda a una canción o un disco.

¿Me puedes sugerir una sinergia de canción y Tierra Fundida tinto? ¿A qué hora y con quien disfrutarías de la esta sinergia?

El Tinto 1/1 es una mezcla de Negramoll, Castellana Negra y Verdello. A mí personalmente me recuerda a un disco de Serge Gainsbourg “Comic Strip”, donde Jane Birking y Brigitte Bardot le acompañan en algunas canciones. Diferentes texturas en el disco y en el vino que se complementan.

Lo bueno de las emociones es que cada uno puede encontrar el vino que mejor acompañe a un disco o al revés. Todo es posible y esa es la magia del vino y de la música.

¿En qué zona vitivinícola del mundo alguna vez te gustaría elaborar un vino?

¡En todas! En todas las partes del mundo puedes encontrar un viñedo del que te puedas enamorar y con el que te gustaría poder elaborar vino.

Como despedida cuéntame un secreto inconfesable...

Me encanta cocinar mientras bebo vino.

Hay tanto por descubrir. Piensa en tantos motivos que tienes para sentirte bien, debes seguir pensando en positivo. Yo para despedirme te pido descorchar una botella de vino, cerrar los ojos y soñar, con compartir una botella, con buenos corazones, te pido soñar con un mundo mejor y tener fe de que todo se soluciona.

¡Ríndete a los vinos volcánicos!

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario