Edgar Sabina: “En el exterior se multiplica por cuatro el valor de la botella”

Edgar Sabina: “En el exterior se multiplica por cuatro el valor de la botella”

  • Domingo, 14 Octubre, 2018 - 08:00
  • Yessenia García
  • Entrevista
  • Comentarios

 
Edgar Sabina, natural de Tenerife y director gerente de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias - Canary Wine, es consciente del esfuerzo que hay detrás de cada botella y trabaja cada día para que la labor de los viticultores y bodegueros de las Islas sea reconocida tanto a nivel internacional como a nivel local.
 
¿Cómo comenzó en el sector vitivinícola?
 
Comencé de una forma indirecta porque tenía una empresa en Madrid dedicada a la gastronomía de Canarias y, como el vino es gastronomía y el vino canario forma parte de la gastronomía de las Islas, empecé a conocer el sector vinícola y este sector me empezó a conocer a mí.
 
Descríbanos Canary Wine.
 Canary Wine
Es una marca comercial de una denominación de origen, es este caso de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias, que pretende proyectar una marca común para atender al mercado exterior y, como no, al mercado interior. El objetivo es que estemos todos bajo una marca paraguas y que seamos tan reconocidos como han hecho en otros subsectores como por ejemplo el del plátano, que siempre se ha conocido como Plátano de Canarias, y eso es lo que queremos conseguir para los vinos canarios.
 
¿A qué objetivos se ha enfrentado como nuevo gerente de esta DOP?
 
Establecer las bases del proyecto, que tiene 5 años de vida, ordenar un poco todo, ver que se ha hecho, qué se puede hacer y explorar nuevas vías de comercialización. Nuestro principal propósito es crecer y captar clientes, en este caso, a bodegueros y viticultores una vez conozcan las ventajas de esta Denominación de Origen que es complementaria a las ya existentes. Con respecto a los aspectos comerciales, nos enfrentamos al objetivo de incrementar las ventas en exportación tanto a terceros países, como a Europa y a la península.
 
¿Con qué dificultades se ha encontrado?
 
Hablamos de un sector poco profesionalizado y nuestra intención es que que el bodeguero vea esta actividad bajo una visión empresarial. Estamos en esa labor de que las bodegas sean empresas independientes y que se pueda vivir de esto y, para ello, necesitamos formar al empresario, al bodeguero y al viticultor. Otra de las barreras que me he encontrado en el campo es el relevo generacional, ya que detrás de esos viticultores que recibimos día a día, de entre 60 y 80 años, no siempre hay un hijo o nieto que se quiera hacer cargo de las tierras de su familia, y lo que nosotros tenemos que demostrarle es que la viticultura sí es rentable aplicando las técnicas de siempre con los conocimientos actuales, es decir, con formación e información para que muchos terrenos no se vean abandonados y sigan contribuyendo en el tejido económico de Canarias.
 
Hablemos del precio del vino canario…
 
Edgar Sabina: “En el exterior se multiplica por cuatro el valor de la botella”Esa es otra de las dificulatades ante la que nos enfrentamos, pues en Canarias se cree poco en lo nuestro, y lo podemos ver en los restaurantes de las Islas, donde prevalece o se ofrece un vino de fuera antes que uno canario porque dicen que nuestro vino es caro. Quizá, el turista que nos visita espera probar un vino canario y no probar un vino de su tierra en Canarias. Hay que dar argumentos sólidos y ver en qué terreno jugamos, qué características tienen nuestros vinos, qué variedades de uvas la componen y ya luego podremos decir si es caro o no.
 
Entonces, ¿cree que el vino canario no está bien valorado?
 
En el exterior se multiplica hasta por cuatro el valor de una botella de vino canario. En países como Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Francia o Alemania el precio pasa a un segundo plano, pues prioriza la calidad, lo exótico y lo diferente. Aquí, en Canarias, sí se cuestiona el precio y no se pondera ni se reconoce el esfuerzo y la historia que hay detrás de cada botella. No digo que nadie nos valore, porque hay que tener en cuenta que cada vez más la restauración de las Islas dispone de una gran variedad de vinos canarios.
 
Edgar Sabina: “En el exterior se multiplica por cuatro el valor de la botella”¿Cómo es el vino canario?
 
El vino canario tiene unas características únicas, con variedades como la malvasía, que es muy prestigiosa y recorrió mucho en el pasado y conquistó el mundo con las exportaciones que se hacían desde Canarias durante 300 años. Además, tenemos variedades como la tintilla, vijariego, baboso, marmajuelo, listán, gual, forastera,… Tenemos variedades únicas que dan lugar a vinos únicos.
 
Detrás de cada vino hay una historia…
 
Así es, detrás de cada botella hay una historia, que es la suma de muchas cosas; de lo que podamos aportar nosotros con nuestra historia, de lo que aporte las características de nuestro terreno y clima, pero, sobretodo, de lo que le aporta el viticultor y el bodeguero con su día a día. Ahora que me encuentro dentro del sector, y que he podido vivir la etapa de la vendimia, en cuanto descorche un vino de la cosecha 2018 valoraré, aún más, el gran esfuerzo realizado para llegar a ese producto, olvidándome por completo la pequeña diferencia que pueda encontrar de precio respecto a los de ‘fuera’.
 

Nos encontramos en plena vendimia. ¿Qué previsiones tienen para esta campaña?
 
Cuando me incorporé a la gerencia me hicieron una entrevista y, en ese momento, las previsiones eran muy buenas, donde esperábamos una de las mejores cosechas de los últimos 5 años. Sin embargo, hemos tenido un verano muy suave y la uva no ha madurado como debería, de hecho, hay una media de casi un mes de retraso en la vendimia. Estaremos en torno a los kilos cosechados el año pasado, o ligeramente superior.
 
¿Con qué vino acabaría esta entrevista?
 
Les invito a todos a probar algún vino realizado con una variedad redescubierta en Canarias y que se llama ‘Marmajuelo’. Para mí ha sido toda una sorpresa. La marmajuelo blanca es una uva que tiene mucho que ver con la malvasía, de hecho, la malvasía volcánica de Lanzarote es fruto del cruce de la malvasía aromática y la marmajuelo. Esta variedad da vinos muy agradables de beber, con aromas de frutas tropicales, una acidez muy noble y en boca son muy abiertos, ni muy secos ni muy afrutados.
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario