El enoturismo está de moda

El enoturismo está de moda

  • Domingo, 1 Diciembre, 2019 - 08:00
  • Antonio Luis González Núñez
  • Enología
  • Comentarios

Muchos se ha hablado estos pasados semanas sobre el enoturismo pero los datos que la Asociación Española de Ciudades del Vino ACEVIN, ha hecho públicos en su informe referido a datos de 2018 hace pensar que esta práctica ha venido para quedarse incluso como segmento turístico cualificado.

Ofrecer experiencias enológicas de visitas a las bodegas y degustaciones de los vinos canarios a los turistas que nos visitan dentro de las actividades que pueden realizar cuando visitan nuestro destino en cualquiera de las islas del archipiélago ya comienza a ser habitual y demandado.

No solo hablamos de viñas, sino de dar a conocer todo el proceso productivo y de elaboración. Poner en valor el mundo de la viticultura y la enología como elemento diferenciador de nuestra oferta turística.

Muchos profesionales llevan haciendo un trabajo arduo durante muchos años para valorizarlo sin tener el reconocimiento del sector. Ideas, iniciativas y proyectos que de forma individual se han puesto en marcha en distintas bodegas que gracias al empeño personal de sus impulsores han salido adelante y han logrado una repercusión extraordinaria. Siendo elementos de promoción y publicidad para las bodegas y para el sector vitivinícola.

El sector debe tener claro que el futuro pasa por la unidad, la colaboración y la cooperación. Ese es el camino para el éxito y la supervivencia, sin personalismos; tratar de sentar las bases que logren que inicialmente se pueda unificar la oferta y no contraprogramarse y ya en una fase posterior ir todos de la mano para lograr ese objetivo.

No se puede entender cómo es que tienen que ser iniciativas de importantes factores externos en el sector del enoturismo y la viticultura, públicos y privados, los que reconozcan la calidad de nuestros vinos y organicen actividades conjuntas dentro y fuera del archipiélago. Y que el propio sector por personalismos, egos, rencillas, envidias y por no querer ver más allá de su propio ombligo. Le produzcan al sector un daño irreparable y le hagan perder el tiempo a los demás.

Que otros destinos turísticos enológicos de nuestro país y de otras latitudes enológicas del planeta actúen en bloque y planteen líneas de actuación conjuntas en promoción, difusión y comunicación debe de ser los espejos donde mirarnos para lograr alcanzar resultados y acciones conjuntas que lideren en sector en nuestro archipiélago.

Entre todas las rutas enológicas reconocidas en nuestro país entre las que destacan por su actividad y resultados de sus acciones son Jerez, Penedés, Ribera de Duero o Rioja Alta, son la punta la lanza de lo que se está haciendo seriamente en enología y donde nos tendríamos que mirar para lograr unificar acciones para lograr un destino enoturístico en nuestro archipiélago de forma planificada.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario