‘No-show’, un problema para la restauración

‘No-show’, un problema para la restauración

  • Sábado, 26 Enero, 2019 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Editorial
  • Comentarios

Las reservas se están convirtiendo en un problema de gestión en restauración. Muchas veces reservamos y luego no acudimos, algo que afecta a la economía de los restaurantes. La no presentación de un cliente al restaurante previamente reservado, implica una pérdida para el mismo. A este fenómeno se le conoce internacionalmente como ‘no-show’.
 
La pérdida de alimentos, la desorganización del servicio, el exceso de personal, la pérdida de ingresos y el no poder vender una mesa reservada a un cliente potencial, son algunas de las consecuencias que tiene para un restaurante el fenómeno ‘no-show’, según un estudio realizado en el año 2016 por ElTenedor, una plataforma online que permite a los usuarios reservar online en restaurantes y en distintos países.
 
Además, que el cliente realice varias reservas y elija una de ellas, que tenga un problema de última hora o que se olvide de que tenía una reserva, son algunas de las causas por las que el cliente no cumple con su reserva y lleve a cabo un ‘no-show’.
 
Una de las soluciones que se han establecido en muchos países, incluido en España, es que los clientes paguen la reserva, ya sea a través de una aplicación, dando su número de tarjeta bancaria o realizando el pago de menú más barato por adelantado. Sin embargo, hay muchos restaurantes que no están de acuerdo en aplicar este tipo de medidas, ya que para ellos significa cobrar al cliente por un servicio que debe ser totalmente gratuito.
 
Hoy día, tener un buen sistema de reservas es algo imprescindible en el sector de la restauración. Por ello, es importante elegir la herramienta correcta que capte a nuevos clientes pero, sobre todo, que evite el ‘no-show’ y ayude a garantizar la ocupación del restaurante. De este modo, enviar recordatorios de las reservas, facilitar su cancelación, concienciar a los clientes de las consecuencias del ‘no-show’ o solicitar los datos de pago son algunas de las medidas que se podrían establecer en la gestión de la restauración.
 
En Canarias nos encontramos con muchos restaurantes y guachinches que no realizan reservas porque saben que tienen mayores ganancias con las personas que se encuentran esperando en la puerta, que con una reserva que, posiblemente, se convierta en un ‘no-show’. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el no aplicar el sistema de reservas puede pasarles factura y perder a determinados clientes potenciales.
 
Las reservas eran habituales para grupos y para celebraciones pero, hoy día, es cada vez más normal en parejas. ¿Qué está ocurriendo para que nos veamos en la necesidad de reservar para ir a cenar un día cualquiera? El hecho de realizar reservas en un restaurante, incluso con semanas o meses de antelación, ¿quiere decir que hay muchos restaurantes completos? Y, ¿entonces?, ¿dónde está la crisis?

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario