La tecnología en cocina avanza a pasos agigantados

La tecnología en cocina avanza a pasos agigantados

  • Sábado, 19 Enero, 2019 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Editorial
  • Comentarios

La evolución tecnológica en cocina avanza a pasos agigantados, ayudando a la organización de nuestras tareas y nuestro día a día. La tecnología nos hace la vida más fácil y un gran ejemplo es el aplicado en la cocina, donde pasamos de chocar y frotar piedras a trabajar con robots de cocina.
 
Muchos seguimos cocinando como cocinaban nuestras abuelas, es decir, en cocinillas de gas, preparando el mojo en un mortero, utilizando técnicas como el baño María, etc., y, sin embargo, hay personas que no pueden vivir sin las nuevas tecnologías aplicadas a la gastronomía como, por ejemplo, los robots de cocina. Los robots son para todo tipo de público pero, sobre todo, para esas personas que no disponen de tiempo para cocinar.
 
Podríamos hablar de un sinfín de aparatos tecnológicos que nos posibilitan el manejo de los ingredientes de otra manera o que nos permiten una mejor organización en la cocina. Frigoríficos con pantallas digitales; placas de inducción que se conectan solas; impresoras 3D para imprimir el plato, básculas conectadas a tablets donde, incluso, pueden pesar hasta 4 ingredientes a la vez; sartenes que indican la temperatura; cocinar alimentos al vacío controlados con un Smartphone; lavavajillas pequeños, entre otros, son algunos de los aparatos destinados a personas que quieran probar cosas nuevas y que prometan un cambio revolucionario en la forma de cocinar.
 
La tecnología nos invade en la cocina pero los nuevos aparatos de cocina, como cualquier otro aparato tecnológico, necesitan unos cuidados y hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones, sobre todo sanitarias, a la hora de usarlos.
 
Sin embargo, ya no solo podemos hablar de herramientas tecnológicas, sino que, además, hemos avanzado en la técnica, es decir, del baño María, el salteado, etc., hemos pasado a otros métodos como la cocina molecular. Esta nueva técnica combina la física y la química para transformar los sabores y texturas de los alimentos. También hemos cambiado la manera de servir y de presentar un plato, donde la utilización de colores y de sonidos está pisando fuerte en muchos restaurantes.
 
Quizá, habrá muchas personas reacias a adaptarse a estas nuevas tecnologías en gastronomía, que pensarán que son herramientas inútiles. Sin embargo, tenemos que pensar que estos nuevos aparatos nos permiten comer de forma más saludable, nos facilita la elaboración de recetas en nuestra cocina y nos permite disfrutar de la comida de una manera distinta.
 
Es cierto que la tecnología avanza a pasos agigantados y que llegará el momento en el que máquinas enormes nos van a reemplazar en el trabajo pero, mientras tanto, disfrutemos de la cocina en todas sus formas, desde la más tradicional a la más innovadora.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario