Lapas y Burgados canarios, breve apunte

Lapas y Burgados canarios, breve apunte

  • Domingo, 10 Marzo, 2019 - 08:00
  • gastronomia7islas.com
  • Reportaje
  • Comentarios

Son moluscos univalvos, asociados a la actividad económica del marisqueo, que se recolectan con la bajamar en las costas rocosas, una práctica que ya era común entre los antiguos pobladores de las islas.

Siempre han supuesto un magnífico complemento en la dieta de los canarios así como muy apreciados dentro de la cocina tradicional canaria. Las Lapas, más demandadas que los Burgados, son un magnifico plato como entrante y están presentes en las cartas de casi todos los restaurantes de las costas insulares. Los Burgados se utilizan más como complemento en distintas elaboraciones marineras que servido como plato único.


Las Lapas:

Las Lapas poseen una gruesa concha cónica de color gris, abertura ovalada y numerosas costillas radiales. El interior de la concha es blanquecino y la talla máxima alcanza los 11 cm. Se consumen como entrantes bien en crudo, con un chorro de limón o, de la forma más habitual, a la plancha, sobre una carmela, y así se presentan a la mesa, acompañados de mojo verde.


El Burgado:

El Burgado, también es conocido como 'Bígaro', es un caracol marino que mide de entre 2 a 3 centímetros. Estas pequeñas golosinas son ideales para una deliciosa vinagreta, tal y como la preparan los chef de las islas canarias como acompañante de unas láminas de pulpo y papitas negras; también en un buen caldo marinero de bacalao, según receta de Braulio Simancas, o como parte de una cazuela de pescado y escaldón o en unas ensaladas.

 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario