"El Mojito" y su historia

"El Mojito" y su historia

  • Martes, 20 Agosto, 2019 - 08:00
  • Juan Padilla Glez. - Barman y Blogger
  • Coctelería
  • Comentarios

 
La historia de éste combinado es muy atractiva ya que se remonta a la época de los piratas, la trata de esclavos, islas afrodisíacas, playas bellísimas y ron.
 
Es la Bebida que los marineros tomaban para combatir la enfermedad del escorbuto y que mezclaban con zumo de limón, agua y especias para disimular su mal sabor, fue denominada así en honor al pirata inglés y comerciante de esclavos Sir Francis Drake.
 
La cuna del Mojito es sin duda alguna Cuba, un clásico cóctel cuya historia se remonta al siglo XIX y que se conocía como "El Draque". Al principio el Mojito se hacía con la "tafia", un primitivo predecesor del ron.
 
Durante el siglo XIX se mejora su elaboración con los alambiques de cobre y el proceso de añejamiento llegando al ron que ahora conocemos. El nombre de Mojito viene de 'mojo', un aliño cubano hecho con lima y usado para aderezar platos. Quizá por tener también lima como ingrediente, la bebida se pedía 'con un poco de mojo', es decir 'mojito'.
 
Pero fue en la famosa Bodeguita del Medio de la Habana donde este coctel se popularizó gracias al escritor Ernest Hemingway. Un lugar emblemático de la vieja Habana, lleno de historias donde personajes como Errol Flynn, Salvador Allende, Ava Gadner, Pablo Neruda, Nat king Cole, Mohammed Ali, Gabriel García Márquez, etc... Dejaron su firma en las paredes a su paso por la Bodeguita del Medio.
 
El mojito cubano es el clásico cóctel de cualquier celebración. Una mezcla sencilla a base de ron blanco o rubio y limón, que es súper refrescante e ideal en verano y para tomarse en cualquier tipo de fiesta o reunión.
 
 
Ingredientes:
 
- Hielo
- Limón
- Cuchara mezcladora
- Ron blanco o rubio
- Hierbabuena
- Soda o bebida gasificada sabor a limón
- Azúcar blanca o morena al gusto
 
 
Preparación:
 
Triturar la hierbabuena, a este proceso se le llama "macerado", sin embargo, no debe extenderse mucho para que la hierba no se torne de un sabor ácido; simplemente triturar con el mortero unos segundos las hojitas para extraer sus jugos.
 
Seguidamente, añadir al vaso de las hojitas trituradas, el azúcar y el limón, puede ser el zumo de un pedazo y otro pedazo de limón entero.
 
Añadir onza y media de ron a la mezcla, de no tener un medidor de líquidos, contar mentalmente hasta 10 de forma simultánea mientras se agrega el ron al vaso.
 
Finalmente, agregar hielo hasta el borde del vaso y completar la medida del mismo con la soda o la bebida gasificada con sabor a limón.
 
____________________________________________________________________________________
Si tienen alguna duda al respecto me la pueden preguntar en mi blog ‘La Coctelera Indiscreta’ y a la mayor brevedad les responderé sin dudarlo.
 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario