Aditivos Alimentarios, lo que necesitas saber

Reportaje | Miércoles, 28 Marzo, 2018 - 08:00 | Eugenia Hernández Marrero ( @TFAFuegoLento ) |

 
Aditivos Alimentarios, lo que necesitas saberLos aditivos alimentarios son sustancias que se añaden a los alimentos con el propósito de mejorar su aspecto o textura, resistencia a microorganismos, hacerlos menos pereceros o evitar la transmisión de enfermedades como en el caso de los conservantes.
 
Esta adición se puede llevar a cabo en distintas etapas de la fabricación, transporte o almacenamiento. Existen 27 clases de aditivos en función de sus propiedades y los que estarán permitidos en cada país dependerán de su reglamentación y legislación correspondiente.
 
En nuestro caso se pueden consultar la legislación, clasificación y normativa en documentos y organismos oficiales como el Códex Alimentario, El libro blanco sobre seguridad alimentaria o la web de Aecosan (Agencia española de consumo seguridad alimentaria y nutrición), como responsables más directos.
 
A nivel internacional quienes se encargan de regular la utilización de los aditivos y verificar sus resultados son la OMS o la FAO. Estas marcan las pautas a seguir en cada momento para que una sustancia sea admitida como aditivo. Primero consideran que debe estar bien caracterizada químicamente y superar los controles toxicológicos establecidos.
 
El uso de aditivos se realizará para:
1.  Conservar la calidad nutritiva de los alimentos
2.  Proporcionar alimentos para grupos con necesidades dietéticas especiales
3.  Mejorar la estabilidad de un alimento, sus propiedades organolépticas
4.  Favorecer los procesos de fabricación, transformación o almacenamiento de los alimentos
 
Todo esto siempre que al añadir los aditivos no enmascaren una materia prima defectuosa ni sobrepasen la cantidad de IDA (Ingesta Diaria Admisible) ya que por debajo de la cual el aditivo carece de efectos nocivos para la salud en la población.
 
Reconocer cada uno de los aditivos a nivel internacional es sencillo. Se nombran mediante un código compuesto por una letra seguida de tres cifras. El que un aditivo comience por su nombre por la letra E, nos da garantías de que su utilización ha sido supervisada y aprobada por las autoridades europeas. La primera cifra sirve para designar el grupo al que pertenece el aditivo y las dos restantes para concretar su familia y especie.
 
Los más comunes:
 
1.- Colorantes E-1…
 
1.  Naturales: Cúrcuma (curcumina E-100, véase nuestro artículo sobre sus propiedades https://goo.gl/7ScZ7X), Carmín o Cochinilla.
2.  Artificiales: Tartracina (E-102, colorante azoico responsable de alergias respiratorias en personas asmáticas y /o sensibles a la asapirina) o la Xantofila
 
2.- Conservantes E-2…
 
1.   Ácidos cítrico, acético, benzoico
2.  Nitritos y nitratos añadidos a las carnes procesadas para evitar la propagación de enfermedades como el botulismo. A este respecto la propia organización mundial de la salud, no recomienda la ingesta de más de 50 gramos al día de carnes procesadas (salchichas, chacinas, fiambres, hamburguesas industriales…) para evitar ser susceptibles a padecer algunas enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer en el peor de los casos.
3.  Antibióticos
 
3.- Antioxidantes E-3…
 
1.  Vitamina E (Tocoferol) se incluye en los alimentos grasos para evitar su oxidación.
2.  Ácido Ascórbico para evitar la oxidación en alimentos acuosos.
 
4.- Estabilizantes, emulsionantes, gelificantes y espesantes E-40…
 
Dentro de este grupo de aditivos encontramos; Lecitina para emulsionar, Agar Agar para dar consistencia o Pectinas.
 
5.- Potenciadores del sabor como el glutamato mono sódico con un uso muy extendido sobre todo en los restaurantes de comida asiática.
 
6.- Edulcorantes E-6…
 
Dentro de los edulcorantes naturales encontramos la sacarosa, nada recomendable por otro lado ya que es una molécula energética que aumenta la demanda de insulina en nuestro organismo, favorece la aparición de caries y otras patologías por lo que a pesar de ser natural a nivel nutricional es menos favorable para la salud que la glucosa, la stevia o el sorbitol.
 
Igualmente en este apartado encontramos edulcorantes sintéticos no nutritivos como sacarina, ciclamato y aspartamo, cuya cantidad de calorías es insignificante frente a las aportadas por la sacarosa pero de los cuales tampoco debemos abusar para no fomentar falsos mitos que trataremos en otra ocasión.
 

Compartir


Comentarios

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es una persona real e impedir el envío automatizado de SPAM.
IMPORTANTE:
 Los comentarios están sujetos a moderación previa y deben cumplir las Normas de Participación:

  1. Los comentarios están sujetos a moderación previa.
  2. No se aceptan comentarios difamatorios, insultantes, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
  3. Tampoco se admiten aquellos comentarios con contenidos o enlaces que se consideren publicidad, spam, pornografía o material protegido por derechos de autor.
  4. Gastronomia7Islas.com no se hace responsable del contenido de las opiniones publicadas por los internautas ni tiene por qué coincidir con ellas.
  5. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre comentarios no publicados en la web.
  6. AVISO LEGAL