"Sin conservantes, ni colorantes" = ruleta rusa

Nutrición | Lunes, 11 Junio, 2018 - 08:00 | Ana Luisa González Cruz - Nutricionista ( @Aluisa97 ) |

 
La quimiofobia, entendida como el miedo o rechazo a todo lo que esté relacionado con sustancias químicas se ha extendido los últimos años con consecuencias que pueden llegar a resultar incluso peligrosas.
 
Sin conservantes ni colorantes = ruleta rusaPara más inri, es la industria alimentaria (quienes más se sirven por necesidad en el desarrollo de sus productos de ella) desde donde salen y difunden  la mayor parte de las afirmaciones conocidas como “Natural”, “de la abuela”, “Sin conservantes”, “Sin colorantes”…sin duda este tipo de llamamientos publicitarios triunfan por el desconocimiento general que tenemos sobre el uso obligatorio y por seguridad alimentaria que debemos hacer de ellos.
 
Primero, dejar claro y para conocimiento general, que estos ingredientes conservan nuestros alimentos y aportan seguridad y tranquilidad al consumidor sobre los mismos.
 
Los aditivos son sustancias que se añaden intencionadamente a los alimentos con un propósito tecnológico, teniendo como resultado que tanto el propio aditivo como sus subproductos se convierten en un componente de estos.
 
Los aditivos no se consumen como alimentación, tengan o no valor nutritivo.
 
Antes de incluirlo en algún alimento debe haber demostrado con creces la necesidad de su uso, que no presente peligro alguno para la salud en las dosis propuestas y que no induzca a error al consumidor y todo ello regulado y legislado mediante las leyes europeas. Antes de obtener la E para denominar al aditivo, no son pocos los controles que deben pasar.
 
Edulcorantes para endulzar, colorantes para mejorar aspecto y presentación, conservadores y antioxidantes para prolongar la vida útil de los alimentos, almidones, humectantes, gelificantes, correctores de la acidez o estabilizantes todos ellos sometidos a estrictos controles y estudios para mejorar la vida útil de los alimentos, facilitar su consumo dándoles una mejor textura además de prevenir cualquier problema sanitario relacionado con el alimento hasta que lleguen allí donde normalmente no lo harían a tiempo para ser consumido.
 
La percepción que el consumidor final tiene sobre los productos con llamativos reclamos encaminados hacia lo natural y biológico es mucho mejor que la de aquellos alimentos que no contienen tales afirmaciones. De hecho se sabe que estaríamos dispuestos a pagar más por esos productos que nos generan una mayor confianza. Un dato que no pasa desapercibido y que las grandes empresas alimentarias saben aprovechar.
 
Teniendo en cuenta que la mayoría de los productos que consumimos a diario necesitan contener algún tipo de conservante para poder ser comercializado, ya sea químico o en su proceso de elaboración (esterilizado), es absurdo pensar en un producto alimentario sin conservantes más allá de los que utilizan acidulantes cono el ácido cítrico que entre otras cosas alteran la acidez del producto, controlando el PH o alcalinidad y con ello ayudando a mantener el producto en óptimas condiciones hasta su fecha de consumo, sin estar por ello bajo el paraguas de los “conservantes” sino bajo otra denominación, “Correctores de la acidez” lo que permite a la empresa anunciar con letras grandes y en fluorescente que no tiene los primeros, que asustan más a un público desinformado del uso habitual y extendido además de necesario, procedimiento en la industria alimentaria.
 
La química en sí no es perjudicial para nuestra salud. Vivimos en contacto continuo con productos químicos o resultantes de las reacciones de estos. Ropa, calzado, tecnología, fármacos , materiales que componen nuestros medios de locomoción o en nosotros mismos donde cada minuto de nuestra vida sirve para llevar a cabo cientos de reacciones bioquímicas que nos mantienen con vida.
 
Por tanto lo primero es dar una correcta información y educación sin sesgar sobre cada uno de los aditivos que componen nuestra alimentación diaria. Una información, veraz y detallada, clara y científica sobre este asunto antes de señalar con el dedo acusador.
 
 
Fuente: www.aesan.msssi.gob.es - EFSA Journal 2013; 11(10):3412
 

Compartir


Comentarios

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es una persona real e impedir el envío automatizado de SPAM.
IMPORTANTE:
 Los comentarios están sujetos a moderación previa y deben cumplir las Normas de Participación:

  1. Los comentarios están sujetos a moderación previa.
  2. No se aceptan comentarios difamatorios, insultantes, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
  3. Tampoco se admiten aquellos comentarios con contenidos o enlaces que se consideren publicidad, spam, pornografía o material protegido por derechos de autor.
  4. Gastronomia7Islas.com no se hace responsable del contenido de las opiniones publicadas por los internautas ni tiene por qué coincidir con ellas.
  5. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre comentarios no publicados en la web.
  6. AVISO LEGAL