¿Cuidamos nuestro Hígado?

Nutrición | Lunes, 16 Abril, 2018 - 08:00 | Ana Luisa González Cruz - Nutricionista ( @Aluisa97 ) |

 
¿Cuidamos nuestro Hígado?El hígado es el órgano sólido más grande del cuerpo humano. Recibe 1,5 litros de sangre aproximadamente por minuto. Es el órgano más voluminoso del organismo: pesa entre 1400 y 1600 gr. y mide unos diez centímetros en su punto más alto.
 
Recupera y transforma numerosos tóxicos para hacerlos inofensivos antes de eliminarlos. Destruye los tóxicos procedentes de los desechos producidos de forma natural por nuestro organismo, como el amoníaco y también los que ingerimos, como el alcohol.
 
El hígado interviene en el metabolismo de los glúcidos, los lípidos (colesterol, triglicéridos) y de las proteínas (albúmina). Juega un papel esencial en la producción de los factores de la coagulación que permiten evitar las hemorragias además de intervenir en la producción y la secreción de la bilis que se almacena y concentra en la vesícula biliar.
 
Existen muchos tipos de enfermedades hepáticas. Algunas de ellas son causadas por virus, como la hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis C. Otras pueden ser como resultado de medicamentos, venenos o toxinas o por ingerir demasiado alcohol. Si el hígado forma tejido cicatricial por una enfermedad, se denomina cirrosis. La ictericia, o coloración amarilla de la piel, puede ser un signo de enfermedad hepática.
 
 
Algunos síntomas evidentes de un hígado cargado de toxinas
 
- Debilidad, fatiga, cansancio, falta notable de energía vital, dificultad para concentrarse, bajo nivel de atención y alerta mental, embotamiento.
- Molestias digestivas como digestiones pesadas, hinchazón abdominal, acidez, gases. Estreñimiento/diarrea.
- Color amarillo en el blanco de los ojos y piel amarillenta (ictericia)
- Colesterol elevado. Carácter irritable, con tendencia a la ira
 
Es importante realizar al menos una vez al año una detoxificación hepática completa bajo la supervisión de un nutricionista o naturópata. Hay que tener muy en cuenta que cada persona presentará unos síntomas concretos y unas circunstancias diferentes que serán necesarias estudiar de forma personalizada para conseguir el máximo beneficio de una detoxificación bien planificada.
 
Una limpieza o detoxificación hepática es una acción preventiva que nos ayudara a evitar el posible desarrollo de patologías y el agravamiento de otras. Como resultado obtendremos un mayor nivel de energía, mejora de todas las funciones hepáticas, digestivas e intestinales, un mayor nivel de concentración y alerta mental, limpieza celular profunda del hígado, un estado anímico más elevado, y en algunos casos la pérdida de algunos kilos demás en caso de sobrepeso.
 
 
Alimentos que se han de tomar durante el tratamiento detoxificante hepático;
 
1.- Alimentos frescos, de temporada y de la región: vegetales, verduras y frutas.
2.- Harinas integrales, harinas de espelta, kamut, quínoa, legumbres, arroz, cuscús integral.
3.- Legumbres (azukis, garbanzos, lentejas, judías) y cereales (arroz integral o basmati) quínoa, amaranto, mijo, avena, trigo sarraceno.
4.- Tortas de arroz, galletas de avena, espelta, harina integral, centeno.
5.- Semillas: lino, sésamo, calabaza, chía, amapola, girasol.
6.- Frutos secos, naturales y sin sal ni tostar.
7.- Leches vegetales de avena, arroz, almendras, etc.
8.- Sal del Himalaya, de hierbas o marina.
9.- Aceite de oliva virgen extra, cártamo, nuez, cáñamo, aceite de germen de trigo, vinagre de manzana o limón
10.- Algas (todas) puesto que son altamente depurativas
11.- Pescados azules y blancos.
12.- Huevos ecológicos o criados a campo.
13.- Miel natural de abejas, azúcar moreno de caña integral, estevia.
14.- Beber y cocinar con agua depurada, filtrada o mineral.
15.- Yogures naturales sin sabor ni fruta ni cereales, de soja o cabra preferiblemente (aunque también pueden ser de leche de vaca, puesto que la leche de vaca fermentada es mucho más digestible de esta forma)
16.- Pasta integral, de harina de arroz o espelta.
17.- Leche de coco (como sustitutivo de la nata), queso de cabra u oveja
 
 
Algunas pautas nutricionales para la detoxificación hepática exitosa:
 
Se ha de ingerir al menos una vez al día una ensalada cruda enriquecida con semillas, preferiblemente en la comida del mediodía.
 
Cocinar al vapor, al horno a menos de 110ºC, al wok o a la plancha, o escalfados.
 
Beber abundante cantidad de agua depurada (filtrada).
 
Cenar platos templados y cocinados (no crudos) como cereales o cremas de verduras y legumbres.
 
Realizar cinco comidas al día. Comer de forma tranquila y masticar correctamente. Realizar toma de pequeñas/moderadas cantidades de alimento cada vez, sin exagerar.
 
A fin de no entorpecer el proceso digestivo, se recomienda no ingerir bebidas frías o con hielo antes o durante las comidas.
 
Ingerir una infusión depurativa después de cada comida, por ejemplo de cardo mariano, diente de león o boldo.
 
Evitar la exposición a agentes tóxicos como aire contaminado, metales pesados, productos químicos, tabaco y polucionantes de todo tipo.
 
Es importante recalcar la idea de que tras una detoxificación hepática es siempre recomendable continuar con una limpieza de intestinos y colon para un mejor resultado. De ahí la importancia de ponernos en manos de un buen profesional.
 

Compartir


Comentarios

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es una persona real e impedir el envío automatizado de SPAM.
IMPORTANTE:
 Los comentarios están sujetos a moderación previa y deben cumplir las Normas de Participación:

  1. Los comentarios están sujetos a moderación previa.
  2. No se aceptan comentarios difamatorios, insultantes, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.
  3. Tampoco se admiten aquellos comentarios con contenidos o enlaces que se consideren publicidad, spam, pornografía o material protegido por derechos de autor.
  4. Gastronomia7Islas.com no se hace responsable del contenido de las opiniones publicadas por los internautas ni tiene por qué coincidir con ellas.
  5. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre comentarios no publicados en la web.
  6. AVISO LEGAL